Author

Date
21 Jul 2009(13:21:03)


Imprimir

- Aumenta la ingesta de alimento chatarra y comida rápida
Adolescentes de Tamaulipas, primer lugar nacional en obesidad.

Benny Cruz Zapata/EnLíneaDIRECTA

Victoria, Tamaulipas.- La temporada vacacional en lo ideal es la fecha marcada para la diversión, el esparcimiento y la convivencia familiar,…sin embargo esta claro que las vacaciones también tienen otra cara…la del sedentarismo y el consumo indiscriminado de alimentos chatarra, sin faltar la comida rápida, factores identificados como detonantes para un problema que está afectando por igual a la población adulta como a la niñez; la obesidad que en Tamaulipas les ha dado a los adolescentes un alarmante primer lugar a nivel nacional y un tercer en los niños.
Para La Doctora María de Jesús Martínez Escobar, subdirectora de Salud de la Infancia y Adolescencia..la obesidad infantil no es cosa de juego , sino un grave problema de la niñez tamaulipeca, que no solo esta lastimando la autoestima de los pequeños, sino su salud y por ello es necesario, enfocar esfuerzos en el cuidado de la alimentación; sobre todo en esta temporada vacacional:
“Es un apremio unir esfuerzos ya no para resolver la problemática, sino frenar su acelerado crecimiento, pues siendo Tamaulipas un estado fronterizo, se recibe parte de una cultura en donde la comida rápida y los alimentos chatarra son el pan nuestro de cada día”.
La también especialista en pediatría afirma que la gravedad de la situación requiere una toma de conciencia colectiva; en donde no solo a nivel institucional se trabaja, sino la sociedad civil, las instituciones educativas y los padres de familia.
“Cuando decimos que la obesidad y el sobrepeso es un problema de salud pública, hay todo un sustento para hacerlo, y no solo estamos hablando de estética y autoestima, sino de una diversidad de alteraciones en la salud como son trastornos neurológicos, psicosociales, pulmonares, cardiovasculares, gastrointestunales, endocrinos, metabólicos, renales y ortopédicos, además de algunas formas de cáncer y estereotipos sociales negativos.
Explica que clínicamente esta comprobado que el tejido adiposo blanco visceral (obesidad central, que es la más se manifiesta y es más visible) secreta activamente citocinas y hormonas, que son clave en la interacción de los sistemas gastrointestinal, endocrino y nervioso central, que se traduce en el llamado síndrome metabólico.
En Tamaulipas, en el último estudio de prevalencia de sobrepeso y obesidad que se aplicó en 241 mil 499 escolares de mil 682 primarias públicas y particulares en los 43 municipios de la entidad, permitió determinar la prevalencia de sobrepeso y obesidad del 38.6%-40.8% en hombres y 36.3% en mujeres.
Para Martínez Escobar hay mucho por hacer además de las acciones que ya se han tomado.
Resume; que entre otras cosas, esta el seguir fortaleciendo el trabajo de las instituciones involucradas en el abordaje de la obesidad, establecer acuerdos con la iniciativa privada para difundir el consumo de alimentos con bajo contenido energético y mayor y mayor valor nutrimental, gestionar la semaforización del contenido de macronutrimentos en las etiquetas de los alimentos, instruir la actividad física diaria en las escuelas, instruir programas de salud mental para mejorar la autoestima con los niños con problemas de sobrepeso y obesidad.

Puntualiza, que es tiempo de tomar con la seriedad que se debe la situación:
“Ahorita estamos en vacaciones y debemos ponernos en alerta, pues es una realidad que la niñez cambia muchas veces sus juegos al aire libre, por actividades sedentarias como son el ver televisión o videojuegos en exceso, estar frente a la computadora, sin pensar siquiera lo necesario que es el ejercicio físico que es uno de los antídotos más efectivos, al igual que una alimentación sana:
-Como padres somos responsables por acción u omisión de lo que esta sucediendo, pues se opta por la comodidad y en lugar de poner una jícama, zanahoria y hacer una comida rica en nutrientes, es más fácil comprar un refresco, papitas, pastelillos, que pelar una jícama u otras frutas o verduras de forma atractiva, entonces los niños se acostumbran a que los fines de semana la pizza o el pollo frito no pueden faltar, ellos no saben el resultado que esta ingesta trae en su organismo, pero los padres si; entonces corresponde a ellos, en estas vacaciones cuidar la alimentación y la actividad física, tomando en cuenta que al protegerlos del sobrepeso y la obesidad, no solo es evitar que sea un niño estigmatizado por gordo, sino que lo está protegiendo de graves enfermedades siendo las más comunes la diabetes, el hígado graso y múltiples problemas de salud que ya mencionamos, los cuales no solo les reduce su calidad de vida , sino los puede llevar a una muerte temprana, pues la realidad nos marca que si antes era común que los hijos vieran morir a los padres, ahora el panorama muchas veces se invierte y son los padres quienes ven morir a los hijos, a pasar y sufrir con ellos, múltiples enfermedades que se pueden evitar con una alimentación sana.

Deja un comentario


Create Account



Log In Your Account