Author

Date
9 Ago 2009(14:09:49)


Imprimir

PEK√ćN.- La detenci√≥n de cuatro chinos en estado ebrio pillados "in fraganti" con el cad√°ver desenterrado de una joven en el maletero del auto en el que viajaban arroj√≥ luz recientemente sobre la dificultad para cumplir con la macabra tradici√≥n del "Minghun", las bodas entre cad√°veres de solteros.

"Creo que la creencia m√°s importante detr√°s de esta pr√°ctica es que todo el mundo debe casarse", se√Īal√≥ hoy a Efe Yao Ping, antrop√≥loga e historiadora, autora de libros sobre tradiciones y mujeres en la China imperial.

Sucedi√≥ en junio en el distrito de Hangshang, provincia de Shaanxi (centro), cuando, despu√©s de perder a su hijo en un accidente en agosto de 2008, el se√Īor Lu se puso en contacto con un "casamentero", en este caso su vecino, para que buscara una muerta de edad similar fallecida por las mismas fechas.

En el distrito son frecuentes este tipo de bodas "póstumas", aseguraba el diario local, así que el vecino negoció con otra casamentera la compra del cadáver de una joven que se había suicidado en 2007 al suspender el examen de acceso a la universidad.

El se√Īor Lu y su hermano acudieron a Dawang, el pueblo de la suicida, para negociar con el t√≠o de la muerta la "dote", y acordaron 5 mil 560 d√≥lares.

Sin embargo, cuando ya estaban cavando en la tumba para recuperar el cadáver, los familiares rompieron el pacto, por lo que los Lu decidieron robar el cadáver el 3 de junio, cuando fueron interceptados por la policía.

Detrás de este ritual pervive la creencia china de que los solteros traen desgracias y hay que asegurarles una vida feliz en ultratumba, una tradición que parece ser habitual en provincias como Shaanxi (meseta del Loes), pero también en Fujian o Taiwán.

Yao, profesora de la Universidad de California Los √Āngeles, explica que los primeros registros hist√≥ricos de esta tradici√≥n se remontan por lo menos a la dinast√≠a Zhou (1045-256 a.C.), cuando la costumbre se llamaba "jiashang" (casar a los j√≥venes muertos) y era ampliamente practicada durante la dinast√≠a Tang (618-907).

Aunque algunos antropólogos citan a familiares que aseguran que el espíritu manifiesta su deseo de contraer matrimonio, Yao opina que "son los padres

quienes buscan" la boda a través de familiares y casamenteros.

La macabra costumbre se convirti√≥ en delictiva cuando en los √ļltimos dos a√Īos fueron detenidos individuos y bandas acusados de asesinar a prostitutas y retrasadas mentales que vend√≠an como cad√°veres "frescos" para los Minghun, por hasta 2 mil 600 d√≥lares cada uno, en una extra√Īa mezcla de tradici√≥n y pr√°ctica capitalista.

"Creo que el capitalismo es la principal raz√≥n detr√°s de esos negocios. Nunca he encontrado casos similares de asesinato por un Minghun en otros periodos", se√Īala la antrop√≥loga Yao.

Sin embargo, "no hay una ley espec√≠fica que proh√≠ba el Minghun", a√Īade Yao, quien asegura que en la antig√ľedad "raramente se hac√≠a por cobrar la dote, al menos no en la China imperial".

El Minghun, en mandar√≠n "destino" y "alma", var√≠a tanto regionalmente como en cuanto a la capacidad adquisitiva de la familia, siendo las bodas m√°s caras las practicadas con cad√°veres, orquesta f√ļnebre y banquete, aunque es m√°s usual un ritual con cenizas y, para quienes no se pueden permitir una pavesa "soltera", siempre queda el recurso a la novia de paja, el m√°s barato.

Una de las primeras antrop√≥logas en documentar el ritual, Emily Ahern, explica en "El culto a los muertos en un pueblo chino" (1973) c√≥mo "los vivos estaban preocupados por aquellos entre los muertos cuyos sue√Īos o vidas quedaron sesgados por la muerte", y recrea un proceso casi completo de Minghun.

Aunque Yao asegura que en la actualidad el Minghun no es tan frecuente, un periodista que viajó a Chenjiayuan (Shaanxi) a raíz de los asesinatos de 2006, descubrió que la costumbre se practicaba con bastante frecuencia en la zona, como la más alarmante muestra de respeto parental confucionista por los valores familiares.
Deja un comentario


Create Account



Log In Your Account