Author

Date
4 Sep 2009(11:17:51)




Imprimir

Dos meses después de su muerte y una hora después de lo programado se celebró en el cementerio de Forest Lawn Glendale, en Los Ángeles, el entierro de Michael Jackson.

Prevista para las 19:00 hora local (02:00 GMT), la ceremonia privada comenzó una hora tarde debido a que la caravana de autos negros que transportaba a los Jackson se retrasó en arribar desde la mansión familiar en el barrio de Encino.

A su llegada, los hijos del ídolo, Paris, Prince y Blanket, depositaron un mensaje sobre el féretro dorado de su padre, que fue custodiado por los hermanos Jackson.

El cantante, que falleció a los 50 años el pasado 25 de junio tras una sobredosis de medicamentos, descansa en un gran mausoleo de mármol protegido del resto del cementerio y cerrado al público, junto a las tumbas de otros célebres artistas como John Wayne, Jimmy Stewart y Walt Disney.

clic Lea también: Cementerio de estrellas para un rey

Bajo estrictas medidas de seguridad ante el temor de que los fans del cantante se agolparan frente al camposanto, Jackson recibió sepultura rodeado sólo de la familia y amigos íntimos.

Entre ellos, los actores Macaulay Culkin y Elizabeth Taylor, quien no había estado presente en la gala que se celebró en el Staples Center de Los Ángeles, el pasado 7 de julio.

También estuvo entre los cerca de 200 asistentes el reverendo Al Sharpton, activista de derechos civiles y amigo de la familia, que dio un discurso durante la ceremonia.

Por su parte, la cantante Gladys Knight despidió al músico con una actuación que cerró el homenaje.
Despedida privada

La policía ha mantenido acordonado el recinto durante todo el día, informó el corresponsal de la BBC Peter Bowes, para garantizar la privacidad de esta despedida.

La familia prefirió un último adiós alejado de las miradas públicas que el "rey del pop" supo acaparar durante su carrera.

Los seguidores parecen haber respetado este deseo. Según explicó el periodista de la BBC, los alrededores del cementerio estaban tranquilos, en contraste con la masiva afluencia de fans frente a las puertas del Staples, durante el homenaje público.

Los Jackson anunciaron que los gastos derivados de este servicio, incluida la seguridad, se sufragarán con la herencia del cantante.

Aunque algunos medios locales calcularon en un millón de dólares los costes totales, la Corte Superior de Los Ángeles autorizó a los administradores de la herencia de Jackson a pagar por el funeral.

"Son gastos extraordinarios, pero Michael Jackson era extraordinario", dijo el fiscal Jerryll Cohen.


Idas y vueltas

Desde el fallecimiento del autor de Thriller, la fecha y el lugar del sepelio fueron cambiados varias veces.

En un primer momento, la familia analizó trasladar los restos del cantante a su rancho de Neverland, en el sur de California, y realizar un funeral multitudinario.

Luego se previó el entierro para el 29 de agosto, día en que el "rey del pop" hubiera cumplido 51 años.

Finalmente, todo concluyó este jueves.


Deja un comentario


Create Account



Log In Your Account