Author

Date
5 Sep 2009(15:44:16)


Imprimir

Un piloto alemán en estado de ebriedad llamó a la torre de control para preguntar dónde se estaba escondiendo

El aviador amateur había tomado cerveza y vino antes de subirse a su aeronave, un avión Cessna. Pero siguió bebiendo unos "cocktails" mientras estaba en el aire. Un helicóptero debió salir al rescate del hombre que perdió completamente el control del avión y de sí mismo.

A las dos horas de haber despegado el hombre estaba tan intoxicado que no podía leer sus instrumentos como para ubicar la base aérea de Schoengleida, donde debía aterrizar. Por radio envió el siguiente mensaje: "vamos, sé que están por ahí. ¿Dónde demonios se han escondido?"

La torre envió un helicóptero que colaboró mostrándole el camino hacia la base y de alguna manera milagrosa la nave aterrizó sin problemas.

Lo increíble fue que una vez que se bajó del avión ¡se subió a su auto!.

Las autoridades de la base, preocupadas, llamaron a la policía y el hombre fue detenido con cuatro veces más alcohol del permitido para conducir.

El hombre perdió el mismo día su licencia de conducir y de piloto.
Deja un comentario


Create Account



Log In Your Account