Author

Date
14 Oct 2009(18:21:59)


Imprimir

El tema de los electricistas es en realidad delicado porque tiene dos vertientes, aunque ambas afectan a distintos actores. Una es el sindicalismo como representación de los trabajadores; Otra como empresa prestadora de servicios.

En el país son dos empresas quienes prestan el suministro de energía eléctrica y el colmo es que ambas son paraestatales. Por un lado con la mayor presencia nacional está la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y por el otro, la Compañía de Luz y Fuerza del Centro CLyFC, el problema se genera en ésta última.

El problema inicial de la CLyFC se genera porque no solo con tanta prestación laboral, sino por la ineficiencia y corrupción de la misma empresa, desde hace más de cinco décadas hay pérdidas multimillonarias, al grado de que “compran” energía a la CFE para revenderla a los usuarios de CLyFC.

La empresa en cuestión es propiedad del gobierno, igual que la CFE, pero por motivos desconocidos no se unificó en una sola.

Los números rojos han aparecido en esta industria eléctrica desde hace tiempo al grado que el presidente Miguel de la Madrid Hurtado (1982-1988) la declaró en liquidación.

Hay quien afirma que Manuel Camacho Solis, Priísta en ése entonces ahora Perredista, recomendó al presidente Carlos Salinas de Gortari (1988-1994) su rescate y esto desde luego fue por cuestiones electorales.

El apremio, insisto, no empieza con el presidente Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012). Se hace público el conflicto, creo, cuando el gobierno actual se niega a reconocer a un Comité Ejecutivo Sindical que se vale de sucias maniobras para prolongar, por medio de la reelección del “líder” el poderío económico del que gozaba.

Lejos de reconocer las fallas y errores de la elección , las brabuconadas del señor Martín Esparza con las movilizaciones en el DF e incluso las amenazas directas e indirectas de sabotajes en el suministro del servicio eléctrico seguro que provocó una determinación: el Decreto de Liquidación de la CLyFC, precisamente luego de un triunfo futbolístico de México, rumbo al Mundial en África 2010. Jugada Maestra.

La sorpresa del gol para los mismos electricistas y para los ojos del mundo fue mayúscula porque no lo esperaban. El mismo Esparza había señalado plazo al Presidente Calderón, por medio de su Secretario Particular, Luis Felipe Bravo Mena, para que el lunes echara para atrás la decisión de su desconocimiento como Secretario General, pero nunca pensó en ese el “Decreto maldito”.

El problema de los electricistas se veía venir, pero no en esa dimensión mayúscula con este cierre y liquidación de la empresa y no hay mayor argumento más que la mala administración. Han salido a relucir cosas extraordinarias como el de otorgar a los trabajadores licencias con goce de suelto íntegro ¡¡¡Hasta por 10 meses!!!.

En una entrevista televisiva Ciro Gómez Leyva preguntó a Martín Esparza, “líder” del Sindicato Mexicano de Electricistas, sobre sus declaraciones en relación al adeudo que la Residencia Oficial de los Pinos tiene con la CLyFC y el periodista mostró el informe de la tesorería de la misma Residencia donde aparece un pago hecho a la CLyFC el pasado 8 de octubre por mas de un millón de pesos. La respuesta del Señor Esparza, como niño pequeño, al verse descubierto habló de otros temas como adeudos de los Pinos.

Dice Martín Esparza que ha convocado para hoy jueves al Sindicato de la UNAM; a los del METRO; al PRD, aunque es solo una fracción; a los del PT y Convergencia; a los Oaxaqueños de la APO ¿se acuerda de quienes boicotearon hasta tres años la Güelaguetza? ; a los ATENCOS, ¿Aquellos que desfilan con machete en mano?; a los de los 400 Pueblos, son los que se desnudan y muestran las miserias humanas; A los telefonistas y a su líder, Hernández Juárez que también lleva varias décadas en el cargo; etc.

Se disculpan por razones obvias, Napoléon, “Napito”, Gómez Urrutia, de los Mineros por aquello de que la Interpol lo anda buscando para que responda a su gremio por mas de 50 millones de pesos que les birló.

El SNTE ¿Cuando?

Es la pregunta reiterada que plantean los del gremio electricista, los simpatizantes a este movimiento y algunos compañeros de la pluma y el micrófono.

En mi opinión esa… ésa es otra historia, como diría la viejita del comercial, porque no todo se mide con la misma regla.

El SNTE no tiene ningún conflicto y si argumentan que no genera ganancias, me parece que es como diría el idito “a según” porque un padre que enseña a su hijo a caminar no lo hace de la noche a la mañana, el proceso educadito es tardadito, pero de buena paga, prueba de ello usted y yo somos del “mismo frasco”. Es decir, “estudiamos en el mismo libro”

El Sistema Educativo Nacional ha funcionado en la medida en que así determina la Política Educativa en turno, no debemos olvidar que la misma Constitución General de la República, señala que es el Estado –Federación, Entidad, Municipios- quienes garantizan la educación básica. Es decir el sindicato puede sugerir, pero el responsable es el gobierno.

Por otro lado, es cierto que existe disidencia dentro del magisterio, incluyendo en la Sección 30, a nivel nacional se habla de entidades en manos ajenas al SNTE, pero los hijos de Elba Esther se siguen coordinando en las elecciones internas y unas las siguen ganando, se reconoce que otras las han perdido, como Oaxaca, Chiapas, Michoacán, DF, parte de EDOMEX y Guerero, Morelos, etc.

Por otro lado, el compromiso sindical por la calidad de la educación busca, antes de un beneficio sindical, un servicio laboral porque los maestros tienen la convicción de que su lema es real, no es ficticio cuando dicen que la educación debe estar al servicio de México y ellos mismos se sienten parte de la nación, no son elitistas ni se sienten bordados a manos como algunos “trabajadores” que no pagan ni el consumo propio de energía eléctrica.

Es más, mire usted que tanto han criticado al magisterio por la “herencia de las plazas” que se habla de la negativa futura para que este hecho se siga generando. Es la misma regla que debiera aplicarse en los partidos políticos para que la “familia revolucionaria” ahora pase a ser “la población revolucionaria” y el pastel se reparta entre nuevas caras.

Finalmente: El asunto de los electricistas tiene para rato y la esperanza de muchos mexicanos es que esa decisión del PRD, el PRI y algunos otros, se mantengan no en apoyar al presidente Calderón, sino en una aplicación de la justicia en beneficio de la nación.

Comentarios: mario.vargas@starmedia.com

Deja un comentario


Create Account



Log In Your Account