Author

Date
1 Oct 2012(16:21:25)


Imprimir

En pleno concierto, el cantante se sintió mal y tuvo que retirarse por un momento del escenario, más tarde regresó para continuar el recital

Pocos minutos después de abrir su espectáculo el pasado sábado en Glendale, Arizona, Justin Bieber se giró repentinamente de espaldas al público y comenzó a devolver, un incidente que asoció al consumo de leche y a la intensidad física de Believe, su nueva gira mundial. El ídolo adolescente abandonó rápidamente el escenario, pero volvió para prometer a sus fans que el recital seguiría su curso.

"Es duro para mí, saben, no sentirme bien y vomitar enfrente del público. ¿Me querrán aunque vomite en el escenario? De acuerdo, quería regalaros mi mejor concierto, así que ¿les importa si lo acabo?", preguntó Bieber.

"Concierto genial. ¡¡¡¡Recuperándome para el de mañana!!!! Los quiero. ¡La leche fue una mala opción! (sic)", tuiteó Justin poco después de su actuación.

Ya a mediados del mes pasado, la estrella canadiense había compartido en Twitter que no atravesaba por su mejor momento físico, y que debía descansar.

"Con tantos viajes al final el cuerpo se resiente. Me encuentro muy mal y solo voy a relajarme", publicó en su perfil de la red social.
Deja un comentario


Create Account



Log In Your Account