Author

Date
21 Abr 2014(15:43:02)




Imprimir

Con la lectura del cuento “La luz es como el agua”, de Gabriel García Márquez, quien murió el 17 de abril, arrancaron en la explanada del Palacio de Bellas Artes los festejos del Día Mundial del libro, que se conmemora el 23 de abril, día del fallecimiento de Miguel de Cervantes Saavedra y William Shakespeare.

En la celebración, el director de General de Publicaciones, Ricardo Cayuela, aseguró que es paradójico que esta fiesta del libros se realice en medio del luto que ha causado la muerte de importantes exponentes de las letras, tales como Gabriel García Márquez (1927-2014) y Álvaro Mutis (1923-2013).

Así como el argentino Juan Gelman (1930-2014) y los mexicanos Federico Campbell (1941-2014), José Emilio Pacheco (1939-2014), Luis Villoro (1922-2014) y Guillermo Tovar de Teresa (1956-2013), informó el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), a través de un comunicado.

En la inauguración, el funcionario aseguró que el mejor homenaje que se puede rendir a estos autores es leerlos, ya que la literatura no existe sin el lector.

Ahora permanecen sus obras y es en la lectura cuando los autores adquieren vida, aseguró al tiempo que exhortó a los ciudadanos a recordar a estos escritores a través de las páginas de sus libros, para conocer los mundos que heredaron a través de su creación.

Asimismo, Cayuela destacó que si bien en esta celebración se recuerdan a los autores recientemente fallecidos, este Día Mundial del Libro se realiza como un Homenaje Nacional por el centenario de nacimiento de Octavio Paz, Efraín Huerta y José Revueltas, de quienes dijo son tres gigantes de las letras mexicanas, que se caracterizaron por su rebeldía y éxito.

Luego de inaugurar este festejo, se dio voz a “La luz es como el agua”, de Gabriel García Márquez, y posteriormente la narradora Ana García Bergua ofreció una charla en memoria de Federico Campbell, en la que dijo que el escritor mexicano era “ameno y cultísimo, como pocos escritores”.

La fiesta continuó con una sesión de lectura en voz alta, donde participaron mediadores de lectura y público en general con los textos de su elección, al tiempo que se podían realizar otras actividades, todas relacionadas con el mundo de los libros.

Los asistentes además pudieron disfrutar de los árboles poéticos, de los cuales se podían arrancar hojas con fragmentos de poemas como “Breve canto de alegría”, de Efraín Huerta (1914-1982) y “Déjame tocar…”, de José Revueltas (1914-1976).

Otras opciones en esta celebración fueron el trueque de libros, los Paralibros y el Libro-bici, que prestan obras para su lectura en sitio, así como el Centro de Lectura donde se tenía una amplia oferta de textos para su consulta y disfrute.

En esta celebración, que también incluyó talleres para el público infantil y juvenil, también asistieron la senadora Blanca Alcalá y el subdirector de Literatura y Autores de la Coordinación Nacional de Literatura, Epigmenio León.

En la celebración de Día Mundial del Libro participan diversas instituciones como el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), el Conaculta, la Secretaría de Cultura capitalina y el Senado de la República.

Fuente:
Notimex.com.mx
Deja un comentario


Create Account



Log In Your Account