El proyecto conocido como \\\'Seabin\\\', creado por los australianos Andrew Turton y Pete Ceglinski, está diseñado para succionar cualquier cosa que flote en el agua: desde bolsas plásticas, latas y papel, hasta aceite, combustible y detergentes, recolectando más desechos que alguien con una red.

El sistema, sencillo pero muy efectivo y hecho de materiales reciclados, consta de un contenedor de basura cromado equipado en su interior con una bolsa de fibra natural que funciona a manera de red y una bomba hidráulica que se fija a un muelle y permite arrastrar el agua hacia dentro. Tras sumergirlo en el agua y luego de encenderlo, Seabin es capaz atrapar en su interior los desperdicios sólidos por un lado, y las sustancias liquidas por otro, para luego dejar fluir de nuevo hacia el mar el agua libre de impurezas.

Para la implementación del proyecto a gran escala en clubes náuticos y puertos, estos dos emprendedores han comenzado a recaudar fondos a través del sitio web de micromecenazgo Indiegogo y su meta consiste en alcanzar los 230.000 dólares en los próximos cuatro días. El costo de cada unidad es de 3.825 dólares, que se espera sean entregadas a sus compradores a mediados de noviembre del 2016.

Fuente:
RT.com

Deja un comentario


Create Account



Log In Your Account