Author

Date
13 Oct 2016(23:58:02)




Imprimir

Es un tema permanente en la campaña de Donald Trump: México le roba empleos a los estadunidenses porque, asegura, compañías de su país se mudan al sur.

Pero si bien existen empresas estadounidenses que mantienen parte de su producción en territorio mexicano, en Estados Unidos también hay empresarios mexicanos que crean miles de empleos desde hace varias décadas.

Según el Instituto México del Centro Wilson desde 2007 la inversión de mexicanos en Estados Unidos se ha duplicado.

Es dinero que llegó de la mano de grandes compañías como Bimbo, Gruma o América Móvil entre otras, que instalaron centros de producción en territorio estadunidense.

Los consorcios han creado 123.000 nuevos empleos, señala el estudio Creciendo juntos: las relaciones económicas entre los Estados Unidos y México.

\"Estas inversiones impactan a los 50 estados (de EE.UU.) e incluye un grupo diverso de industrias, desde construcción y minería hasta televisión y servicios financieros\", añade el documento.

\"Grupo Bimbo, por ejemplo, que es la mayor empresa panificadora del mundo y es propiedad mexicana, opera 70 panaderías y emplea a 27.000 personas en Estados Unidos\".

La incursión del grupo corporativo mexicano en Estados Unidos empezó con la compra de Sara Lee, la mayor productora de pasteles en ese país.

Actualmente la filial estadunidense de Bimbo opera 69 plantas y mantiene más de 13.000 rutas de distribución. Es la quinta panificadora del país por ventas.

Incluso la industria automotriz de este país, que ha sido foco de atención mediática por las inversiones realizadas al sur de la frontera, \"recibe una significativa inversión mexicana\".

Inversión automotriz

Donald Trump ha sido de los más críticos en el tema, pues recientemente cuestionó el traslado de una cadena de producción de Ford a sus armadoras en el estado mexicano de Sonora.

Pero en la industria automotriz estadunidense la participación mexicana ha sido importante, señala el Centro Wilson.

Un ejemplo es la compañía Nemak originaria de Nuevo León, que surte con autopartes de aluminio al 25% de los vehículos ligeros que se producen en el mundo.

O Rassini, la mayor proveedora del planeta de partes para freno y suspensiones destinados a autos ligeros.

Los dos consorcios mexicanos establecieron plantas de producción en Kentucky, Michigan, Ohio y Tennessee.

A la actividad de los grandes conglomerados mexicanos se suma la migración de cientos de empresarios que partieron de México, e instalaron o fundaron sus negocios en ciudades de Texas, Arizona o California.
Las nuevas inversiones son una parte de la historia.

Existen en ese país miles de mexicanos que encabezan negocios exitosos en casi todo el territorio estadounidense, que además generan miles de puestos de trabajo.

BBC Mundo conversó con algunos de ellos.

La familia de los restaurantes

En los años 80 los once hermanos Ortiz, originarios de Degollado, Jalisco, en el occidente de México, empezaron a emigrar a California.

Primero llegó Manuel, el mayor. En 1983 fundó un pequeño restaurante llamado El Pescador, especializado en mariscos y otros platillos mexicanos.

Fue un éxito, y al paso de los años el resto de la familia llegó a Estados unidos, Casi todos sin documentos migratorios.

No fue sencillo, recuerda Vicente Ortiz. \"Era difícil, en aquellos años ya se reforzaban mucho las leyes pero ahí uno se las iba ingeniando un poco\".

Así, cada uno de los hermanos fundó su propio negocio, a veces asociados y otras más por su cuenta, pero siempre con el respaldo de los demás.

Hoy la familia está a punto de inaugurar en Ventura, California, la sucursal 25 de su cadena de restaurantes. Se llamará Limón y Sal \"pero llevan la misma base de lo que es El Pescador\".

El consorcio da empleo a más de 2.000 personas, y en poco tiempo serán más, dice Vicente Ortiz.

Educar con videojuegos

En 2010 Manolo Díaz de León y su colega Alberto Colín diseñaron un programa de cómputo para enseñar matemáticas a los estudiantes de primaria en una escuela de San Luis Potosí, en el noreste de México.

Era, básicamente, un videojuego donde los personajes planteaban retos a superar pero sólo con las respuestas correctas de su plan de estudios.

Varias escuelas empezaron a pedirles el programa, pero Díaz de León y su socio decidieron probar suerte con un programa de emprendedores en tecnología de Silicon Valley, en California.

Tuvieron razón, le cuenta Manolo Díaz a BBC Mundo. Su proyecto se convirtió en una empresa, Yogome, que ahora vende los programas educativos a siete países incluido Estados Unidos.

La compañía ha reunido fondos por US$3 millones para sus proyectos, y el objetivo es duplicar la cantidad el año próximo.

Yogome tiene oficinas en California, Ciudad de México y San Luis Potosí. Emplea a 35 personas, entre ellas varias estadunidenses.

Pero lo más importante, destaca, es que se integraron a un sector muy especializado en tecnología.

\"No sólo mexicanos, muchos extranjeros crean valor, empleos, crean empresas que llegan a un nivel de crecimiento bastante alto\", dice Díaz de León.

Fuente:
BBC.co.uk
Deja un comentario

Create Account



Log In Your Account