Author
Benny Cruz Zapata EnLíneaDIRECTA

Date
11 Ene 2017(10:27:50)




Imprimir

-Clausura a las que vendan a 18 pesos el kilo y no lo justifiquen.

Ciudad Victoria, Tamaulipas.-Los industriales de la masa y la tortilla tienen que comprobar a la PROFECO alzas en insumos utilizados en la elaboración de las tortillas si dicho producto lo llegan a vender en más de 17 pesos por kilogramo, quien no lo haga sufrirá la suspensión de operaciones, anuncia Alejandro Martínez Castañón, encargado de despacho de la PROFECO:

“De acuerdo al estándar de precios, el kilo de tortilla se está vendiendo entre 14 y 17 pesos, en caso de aplicar un precio superior estaríamos solicitando comprobación del incremento a los insumos”.

Aclara que los 17 pesos por kilogramo de tortilla no es un precio autorizado, pero si es un costo tope que es bajo el cual la Procuraduría Federal del Consumidor se está basando en los monitoreos de precios que están ya llevando a cabo para evitar que los comerciantes del ramo caigan en abusos con los consumidores.
Marca que en el operativo de verificación de precios que se va a llevar a cabo en las tortillerías prevalece el objetivo de que siendo un producto de consumo básico en la mesa familiar, los comerciantes del ramo no abusen bajo el argumento de incrementos en los insumos.

“Hasta ahora hay respeto a los precios de la tortilla que se vende en algunos establecimientos en 14 pesos y en otros en 17 –que es el tope- de lo que se trata es que no se den abusos, de vender a 18 pesos el kilogramo y no puedan acreditar las alzas en los insumos se van a suspender sus operaciones.”.

Agrega que el monitoreo de precios será permanente, haciendo un llamado a los consumidores para que en caso de detectar abusos, presenten la denuncia respectiva y de esta manera la PROFECO pueda darle seguimiento puntual.
Deja un comentario

Create Account



Log In Your Account