Author
Gastón Monge EnLíneaDIRECTA

Date
17 Mar 2017(13:02:22)




Imprimir

-Las destruyen de inmediato.

Nuevo Laredo, Tamaulipas.-Desde que la Secretaría de la Defensa Nacional instaló el 13 de febrero un módulo para la recepción de armas que los ciudadanos ya no quieran tener en sus hogares, un total de 60 armas de todo tipo, además de dos mil cartuchos, se han entregado en este lugar ubicado en la plaza donde se ubica el monumento a los Fundadores.

Varios elementos castrenses apoyados por una tanqueta de las llamadas ‘gato’, esperan de manera paciente que la gente acuda a este lugar para deshacerse de las armas que tengan en sus hogares, y este jueves recibieron una escopeta, un rifle, una carabina y una pistola, las que de inmediato fueron destruidas.

Los calibres más comunes son 22mm, 30-30, y 7 mm, pero en días pasado una mujer llevó un mortero lanzagranadas que fue de inmediato inutilizado por una cortadora de metal, “pero no están en buenas condiciones, aunque se deshacen de ellas porque en los hogares hay niños, y por eso las traen”, explicó un oficial.

A las personas que lleven armas o municiones, se les apoya económicamente con cantidades que van de los 500 a los 4 mil 500 pesos, lo que dependerá de las condiciones en que se encuentren las armas.

Las de bajo calibre y en mal estado que se entregan, sus portadores reciben la mínima cantidad, pero
cuando son de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas, la cantidad se eleva hasta los 4 mil 500 pesos, dijo el oficial.

Pero lo interesante en la entrega de estos artefactos, de acuerdo a la versión del oficial entrevistado, es que son mujeres o personas muy adultas las que acuden a entregarlas, “y pienso que es temor entre los hombres, por lo que mandan a las mujeres a entregar las armas que tienen en su poder”, explicó.

El material de desecho que resulta de la destrucción de las armas, cuando es metal se va al concreto, y el plástico y la madera se incinera, y de las que tienen visible la matrícula, los militares toman nota para su registro en el acta de donación, que es firmada por el donante bajo el compromiso de no hacer reclamo alguna sobre el arma.

“Tener un arma en casa es un riesgo, sobre todo cuando hay niños o adolescentes, y el objetivo es evitar accidentes e inhibir el delito y la violencia, al deshacerse de las amas que tenga la gente en sus hogares”, explicó.

Esta campaña se lleva a cabo cada año, y se realiza en coordinación con el municipio, con la finalidad de inhibir el uso y posesión de armas entre los ciudadanos, por lo que reciben a cambio dinero, el que se entrega sin ninguna investigación sobre el origen de las armas o la identidad o actividad de quienes las entreguen.


Deja un comentario

Create Account



Log In Your Account