Author
Gastón Monge EnLíneaDIRECTA

Date
19 Mar 2017(14:06:25)




Imprimir

-Es una obra de 70 millones que dejó inconcluso un colector.

Nuevo Laredo, Tamaulipas.-En la víspera de celebrar el Día Mundial del Agua, un moderno bulevar que por arriba luce espléndido, moderno y amplio, y que comunica una parte del sur de la ciudad con el poniente de manera rápida, por abajo oculta los trabajos de un colector que nunca inició, por lo que miles de litros de aguas negras brotan de alcantarillas azolvadas hasta formar un pestilente arroyo y una laguna de aguas negras que desembocan en El Laguito, contaminándolo.

Se trata del bulevar Anzures, construido de manera apresurada por la anterior administración municipal gobernada por Carlos Canturosas, quien con esta obra de 70 millones de pesos y 210 metros de extensión, terminó su administración, pero dejó a cientos de familias viviendo con los fétidos olores que brotan en ’cascada’ desde varias alcantarillas, y los enferman, debido a la premura por terminar una obra que dejó inconclusa otra.

“Construyeron el puente pero se olvidaron de construir el colector, y ahora brotan más aguas negras que antes”, dijo uno de los vecinos que habita en la colonia Los Presidentes.

Añadió que algunos niños que van a escuelas ubicadas en las colonias Los Frenos, Los Aztecas y Concordia, tienen que cruzar por brechas cercanas al arroyo El Coyote, que se hizo más ancho con los trabajos no terminados.

Aunque se trata de un arroyo natural que recoge agua de lluvia por varios kilómetros hasta llegar al laguito, y de allí al río Bravo, en este sector recoge miles de litros de aguas negras que no solo contaminan el medio ambiente, también lo hace con el laguito, y provoca la proliferación de mosquitos y alimañas que son un peligro para los habitantes de las colonias aledañas.

A unos días de que la Comapa realice los festejos relacionados con el Día Mundial del Agua, este trabajo que dejó inconcluso la anterior administración junto con la Secretaría de Obras Públicas, se les ‘olvidó’ iniciarlo, por lo que la tubería para la construcción del colector, se encuentra abandonada por todos lados de este sector.

“Ya no sabemos qué hacer, y ya ni nos hacen caso cuando nos quejamos”, dijo Pilar, una mujer que habita cerca del arroyo y del puente, justo en donde construirían el Semefo, proyecto que fue cancelado por inoperante.

Desde la avenida prolongación Monterrey hasta donde se ubica la casa Padre Tomás Lozano, por la calle Laguna Madre, el arroyo corre por debajo del puente, y forma varios pequeños arroyos y lagunas de aguas negras que brotan de alcantarillas tapadas, todo en un tramo de escasos 200 metros.

Entre la avenida Monterrey y la calle Emiliano Zapata se encuentra una estación de Camapa que no opera desde hace tiempo, y aunque en su momento se mencionó que este bulevar y puente se construyó para no afectar el cauce del arroyo El Coyote, la realidad indica que las afectaciones y la contaminación son mayores, y poco o nada hacen las autoridades actuales para remediar este foco de infección y contaminación.

El bulevar inicia en la calle Laguna Madre, se prolonga por la avenida Monterrey y se conecta con la calle Emiliano Zapata, y en todo ese tramo por debajo pasa el arroyo El Coyote y sus afluentes de aguas negras que al parecer conecta los drenajes sanitarios de las colonias Los Fresnos, Los Aztecas,
Concordia, Los Ciruelos, Los presidentes, Los Aztecas y una parte de las colonia Los Agaves y Colinas del Sur, a juzgar por la gran cantidad de desechos y aguas negras que llegan hasta el laguito.

Deja un comentario

Create Account



Log In Your Account