El sueño de muchos lectores de cómics y fanáticos de los superhéroes es tener los poderes, habilidades o artefactos de estos personajes, pero un inventor británico decidió no quedarse con las ganas y crear su propio traje de Iron Man.

Richard Browning, un marine retirado de la Marina Real de Reino Unido, decidió construir su traje de Iron Man utilizando seis propulsores de jet pequeños.

Browning trabajó por nueve meses en el traje, que resultó en un exoesqueleto que está conectado a seis turbinas de gas y que pesa alrededor de 130 kilos; para proteger sus pies de cualquier caída usa unas botas especiales que resisten la mordida de cualquier serpiente.

En las primeras pruebas, el traje -al que llamó Daedalus como el inventor giriego- tan solo podía sostenerse unos segundos en el aire, ahora alcanza hasta 12 minutos ‘volando’.

En un video del sitio web Wired, se observa el proceso de construcción y manejo del traje. Browning primero debe encender las turbinas -dos en su espalda y dos en cada brazo- para después comenzar a hacer pequeños movimientos y colocar los motores de los brazos en posición vertical e impulsarse sobre el suelo.

Para lograr un balance, el ex marine ha tomado clases que fortalezcan la parte media de su cuerpo, ya que es complicado mantener una estabilidad con las turbinas.

Browning continuará trabajando en el traje hasta que logre utilizarlo a su máxima capacidad, ya que puede alcanzar una velocidad de aproximadamente 450 km/hr.

Fuente:
excelsior.com.mx

Deja un comentario

Create Account



Log In Your Account