Author

Date
15 Abr 2017(03:25:51)




Imprimir

En esta temporada de calor, el aumento de los rayos solares provocan daños severos, llegando a padecer cáncer en la piel. La Secretaría de Salud de la CDMX, implementa programas de prevención, atención y tratamiento para enfermedades de la piel, provocada por los intensos rayos solares.

El Dr. Armando Medina Bojórquez, Subdirector de Atención Médica del Centro Dermatológico “Dr. Ladislao de la Pascua”, de la Dirección General de Servicios de Salud Pública de la Ciudad de México, aseguró que se incrementan los casos de cáncer en la piel en la población de esta ciudad.

Todos estamos expuestos a los rayos solares, y cada vez aumenta el número de personas que reciben radiaciones artificiales, como las cámaras de bronceado; y por llevar a cabo actividades recreativas al aire libre. La radiación solar va acompañada de rayos ultravioleta, que no pueden percibirse a simple vista y que dependen de varios factores ambientales.

Mencionó a detalle las principales causas que provocan daños en la piel como la altura solar. entre más alto esté el sol, la radiación ultravioleta será más fuerte, la intensidad de la radiación ultravioleta varía a lo largo del día y los meses del año. La latitud afecta cuánto más cerca del ecuador, mayor será la radiación. A mayor altitud, la atmósfera es más delgada y absorbe una menor proporción de radiación ultravioleta, cada mil metros, la intensidad de la radiación aumenta entre 10 a 12%.

La intensidad de la radiación es máxima cuando el cielo está claro, pero puede ser alta incluso en días nublados, debido al efecto de reflexión de las partículas finas de agua. La capa de ozono absorbe parte de la radiación ultravioleta que podría alcanzar la superficie de la tierra. La concentración de ozono varía a lo largo del año e incluso durante en el mismo día.

Los efectos biológicos del sol son benéficos y están asociados a la síntesis de vitamina d, efectos anti-infecciosos y acción terapéutica en enfermedades cómo psoriasis y vitíligo. Sin embargo, las consecuencias nocivas pueden ser inmediatas o agudas como la quemadura solar o bien la exposición crónica y repetida puede promover el desarrollo de cáncer en las zonas más expuestas como cara, cuello, brazos y manos.

Comentó que los niños se exponen al sol entre 2.5 a 3 hrs. diarias, 7 de cada 10 personas que acuden a cámaras de bronceado, tienen el riesgo de desarrollar cáncer de piel, el 75 % del daño solar se acumula antes de los 18 años de edad, en los últimos 20 años aumentó el cáncer de piel, siendo el más frecuente en el mundo. Actualmente se presenta en jóvenes entre 25 y 35 años de edad, hay 2 millones de nuevos casos en el mundo, el 2% son causales de muerte.

El Dr. Medina Bojórquez, recomendó a la población usar un filtro solar con factor 30 en adelante, aplicarlo cada 3 hrs. capa sobre capa, no cerca de ojos, desde que amanece hasta que oscurece. aplicarlo en cara, orejas, cuello, pecho, brazos, manos y piernas. siempre aplicar media hora antes de la exposición, usar camisas de manga larga, cuello alto, de colores oscuros, de tela no transparente, gorra o visera.

Evitar la exposición al sol en forma directa desde que amanece hasta que oscurece, sobre todo entre 10:00 y 15:00 hrs, evitar de ser posible la activación física al aire libre, mientras haya luz de día, hidratarse, de preferencia con bebidas sin edulcorantes o bien con bebidas rehidratantes, en caso de actividades en playa, el filtro se debe aplicar cuantas veces se salga del agua y media hora de la exposición.

En México no hay estadísticas sobre la frecuencia del uso de los protectores solares, pero en las entrevistas con especialistas de diferentes instituciones, servicios de dermatología y asociaciones médicas relacionadas a esta temática, se maneja que entre un 20 y 30 % de la población, aplica algún protector solar o protección física.

Fuente:
cronica.com.mx
Deja un comentario

Create Account



Log In Your Account