Author

Date
15 Abr 2017(08:12:45)




Imprimir

El rey del futbol de las nuevas generaciones, brilló en el ocaso de su carrera y conquistó una de las catedrales del balompié. Ronaldinho Gaúcho perdió en el estadio Azteca la Copa Confederaciones en 1999, pero varios años después, con Gallos Blancos, logró que todo el inmueble, incluidos seguidores azulcremas, se rindieran a sus pies. El astro brasileño consiguió en escasos minutos el reconocimiento de todos. Con lágrimas en su rostro salió del campo en esa ocasión.

Querétaro vuelve al Azteca y es inevitable no recordar lo que provocó Ronaldinho hace dos años. Gallos no tuvo piedad de las Águilas de Gustavo Matosas y los picoteó 4-0. La bomba albiazul cooperó con dos tantos.

El cuadro queretano borró a los de Coapa en su propio nido.

Yasser Corona logró el primer picotazo en el juego. América no reaccionó y antes de ir al descanso Orbelín Pineda amplió el marcador. El actual futbolista del Rebaño venció a Hugo González. Los Gallos blancos cantaron con fuerza, pero faltaba lo mejor.

También puedes leer: Nacho Ambriz, en la órbita del Atlético San Luis

Las Águilas nivelaron el juego en el complemento, pero nunca lograron herir a Tiago Volpi, el portero albiazul atajó todo lo que le llegó.

Los miles de seguidores que asistieron al Azteca esperaron con ansias el ingreso de Ronaldinho, la figura queretana arrancó en la banca. Los colores ya no importaron, americanistas y queretanos querían verlo a él.



Víctor Manuel Vucetich comenzó a mover sus piezas, el “Rey Midas” retiró del campo a “Sinha” y le dio ingreso a Marco Jiménez. Ángel Sepúlveda fue su segundo movimiento.

El reloj comenzó a agotarse y Ronaldinho seguía en la banca.

También puedes leer: Sin Pereira pero con Pizarro, así viajó Chivas a Pachuca

A escasos minutos del final Vucetich señaló a Dinho y ordenó su ingreso, el “Tito” Villa le cedió su lugar.

Un minuto después de entrar al campo, Danilinho orquestó un letal contragolpe. El antes elemento de Tigres corrió por el lado derecho, llegó al área y le cedió el esférico a Ronaldinho, Verón lo hizo mal, el esférico le quedó atrás al astro, eso no le importó al baló de oro en el 2004 y 2005 y con toque sutil venció a González.

Dinho cargó a Danilinho y luego bailó. Su clásico festejo que tantas veces hizo en Europa, lo trasladó a México. El Azteca lo vitoreó.

El tiempo estaba por concluir, pero Ronaldinho tuvo un último truco de magia. El brasileño se juntó con Sepúlveda y de la nada sacó un tiro raso que superó al portero azulcrema.

También puedes leer: Previa / ¿Donde ver el Pachuca vs Chivas? / Clausura 2017

El Azteca detonó. Los miles de asistentes se encargaron de corear su nombre. Los azulcremas hasta festejaron la humillación a su club Matosas sonrío irónicamente.

La figura queretana logró que el estadio rival se pusiera a sus pies, antes lo había hecho en el Santiago Bernabéu. Sólo él.

Foto: Archivo
https://www.esto.com.mx/
Deja un comentario

Create Account



Log In Your Account