Author

Date
17 Abr 2017(23:14:13)




Imprimir

El vino tinto, no solo es muy sabroso para acompañar una buena comida con la familia los amigos, sino que también es un gran aliado para la salud.

Una copa al día ayuda a bajar de peso, ya que activa un gen que impide la formación de nuevas células de grasa y permite estimular las existentes para depurarlas e ir eliminándolas poco a poco, esto se reflejó en un estudio del Instituto Tecnológico de Massachusetts.

Es un mediador de los procesos cognitivos, beber vino de forma equilibrada, moderada pero constante, hace que podamos prevenir demencias y enfermedades degenerativas del cerebro.

Sirve como tratamiento de infecciones en las encías ya que el vino contiene compuestos presentes en las uvas que, al ser fermentados en vino, tienen la virtud de evitar la aparición de los estreptococos y bacterias vinculadas a las caries, además de ser muy eficaz contra la gingivitis e incluso dolores de garganta.

Combate el cansancio. Según The FASEB Journal el resveratrol presente en las uvas mejora la sensación de cansancio o apatía.

Aumenta la liberación de endorfinas relajándonos y disfrutando más del momento, así lo refleja un estudio de la Universidad de California. Además combinado con determinados alimentos y platillos potencia aún más su sabor y el disfrute de los mismos.

Limpia el paladar permitiendo el sabor de la comida se perciba de modo más intenso gracias a sus propiedades astringentes. Reduce el sabor de las grasas da una sensación gratificante al limpiar nuestra boca.

Reduce el colesterol por su riqueza en polifenoles, como el resveratrol, una sustancia química rica en antioxidantes que, según estudios de la Clínica Mayo, ayuda a cuidar de nuestros vasos sanguíneos, ya que evita la formación de coágulos y la reducción del llamado colesterol “malo”.

Es bien conocido también su efecto en la salud del corazón, ya que el vino tinto es rico en vitamina E, que ayuda a limpiar nuestra sangre, evitar coágulos, protegiendo los tejidos de los vasos sanguíneos.

Reduce el riesgo de cáncer por su acción antioxidante que bloquea el crecimiento de células malignas en el cáncer de mama o de pulmón entre otros.

Combate las infecciones urinarias por sus propiedades antioxidantes y astringentes logra evitar que las bacterias se adhieran a nuestra vejiga o riñones y optimiza, además, el filtrado y depuración de estos órganos.

Cu4tro Soles forma parte de la familia de productos de Valle Redondo, empresa 100% mexicana fundada en 1964 por Don Luis Ferruccio Cetto. Continuando con su tradición vitivinícola, la familia Cetto ha decidido integrar a su portafolio una línea de vinos que exprese diferentes inquietudes para que el consumidor pueda elegir a su gusto.

Los viñedos se sitúan a una altitud de alrededor de 2000 msnm, experimentando veranos cálidos y algo secos. En la época de madurez, las noches son frescas con 12-13 grados de temperatura, alcanzando máximas de 28-30 grados.

Las uvas de sus viñedos alcanzan un buen grado de madurez. Con ellas se pueden obtener vinos con cuerpo medio y buen contenido de alcohol, sin contratiempos y una acidez que permite una guarda en botella por un buen tiempo.

Pero degustar una copa de vino tinto es todo un placer si se siguen los consejos de Rafael Garza, viticultor de Cu4tro Soles.

Degustar: según el diccionario de la Real Academia Española significa saborear y percibir con deleite sensaciones agradables; Aunque degustar es tan simple como probar y disfrutar -no se tiene que ser un experto para saber si algo gusta o no-, existen algunas recomendaciones y tips que nos pueden ayudar a maximizar nuestra experiencia con el vino, disfrutarlo de una manera diferente e iniciar en este maravilloso camino que es la práctica de la vinicultura, a continuación algunos de ellos:

1. Seleccionar la copa adecuada: No es una cuestión de estética, la forma de la copa influye en la manera en la que se oxigena la bebida y por tanto en los aromas que despide. Actualmente hay lugares en los que se sirve el vino tinto en vaso, pero si nos fijamos bien, éste tiene una forma muy parecida a la de las copas, lo que los hace cumplir una función bastante similar. Por otro lado, hay que considerar que la cantidad a servir es de aproximadamente 1/3.

2. Conservación: Es bastante común que al destapar una botella de vino en una reunión pequeña o para acompañar una comida nos quede un poco en la botella y nos preguntemos cuál es la manera correcta de guardarlo; la recomendación es volver a poner el corcho para conservarlo, pero no almacenarlo más de una semana, ya que esto le hará perder el sabor y características originales.

3. Cuidar la temperatura: Es importante considerar que la temperatura ideal para disfrutar del vino tinto es entre los 14 y los 16 grados centígrados, de esta manera se pueden percibir todos los sabores y aromas sin que sobresalga el alcohol por sobre los demás. Adicionalmente debes cuidar sujetar la copa del tallo, ya que si la tomas del cáliz afectarás su temperatura.

4. Dale su tiempo: Una vez servido el vino es recomendable esperar uno o dos minutos para que éste se pueda oxigenar, despedir sus aromas y reposar un poco en la copa.

5. Guardar las botellas: La posición ideal para almacenar las botellas de vino cerradas es de manera horizontal, así evitamos que el corcho se seque y se puedan generar filtraciones de aire; también es importante que el sitio sea un lugar oscuro ya que de lo contrario, la luz puede provocar la oxidación en el líquido y degradar su calidad.

Como lo mencioné antes, adentrarse en el mundo del vino no debe ser una tarea pretenciosa ni complicada, por lo que adicionalmente a estos tips, una recomendación es iniciar con vinos suaves y amigables al paladar como los de Cu4tro Soles, de esta manera no vamos a exponernos a sabores para los que, de manera inicial, no estamos preparados.

Fuente:
cronica.com.mx
Deja un comentario

Create Account



Log In Your Account