Author

Date
18 Abr 2017(05:01:24)




Imprimir

Una intoxicación ocurre cuando se ingiere alimento o agua que contiene bacterias, parásitos, virus o las toxinas producidos por estos microorganismos. La mayoría de los casos de intoxicación alimentaria se dan a raíz de bacterias comunes como el estafilococo o la Escherichia coli (E. coli.)

La intoxicación alimentaria puede afectar a una persona o a un grupo de personas que hayan ingerido el mismo alimento. Es más común después de consumir alimentos en comidas al aire libre, cafeterías, grandes reuniones sociales o restaurantes o en la playa, donde el calor daña más rápido a los alimentos.

Cuando los microorganismos ingresan al alimento, se denomina contaminación. Esto puede suceder de diferentes maneras:

La carne de res o de aves puede entrar en contacto con las bacterias normales de los intestinos de un animal que se está procesando.
El agua que se utiliza durante el cultivo o embarque puede contener estiércol o desechos humanos.
El alimento se puede manipular de manera insegura durante la preparación en tiendas de abarrotes, restaurantes o casas.
Cuando los alimentos ya no están frescos y están expuestos al sol o al polvo.
La intoxicación alimentaria puede ocurrir después de comer o beber:

Cualquier alimento preparado por alguien que no se lave las manos adecuadamente.
Cualquier alimento preparado usando utensilios de cocina, tablas de cortar y otras herramientas que no estén totalmente limpias.
Productos lácteos o alimentos que contengan mayonesa (como ensalada de col o de papa) que hayan permanecido fuera del refrigerador por mucho tiempo.
Alimentos congelados o refrigerados que no se guarden a la temperatura apropiada o que no se recalienten a la temperatura correcta.
Pescados o mariscos crudos.
Frutas o verduras crudas que no se hayan lavado bien.
Jugos de verduras o frutas crudas y productos lácteos (busque la palabra \"pasteurizado\", lo cual significa que el alimento ha sido tratado para prevenir la contaminación).
Carnes o huevos mal cocidos.
Agua proveniente de un pozo o arroyo, o agua de una ciudad o pueblo que no haya sido tratada.
Muchos tipos de microorganismos y toxinas pueden causar intoxicación alimentaria, incluyendo: Enteritis por Campylobacter, Cólera, Enteritis por E. coli, Toxinas en pescados o mariscos dañados o en mal estado, Staphylococcus aureus, Salmonela, Shigella.

Los niños y los ancianos tienen el mayor riesgo de intoxicación por alimentos. Asimismo, las personas que:

Padecen una afección seria, como enfermedad renal, diabetes, cáncer o VIH y/o SIDA.
Tiene un sistema inmunitario debilitado.
Durante los viajes a lugares donde hay más exposición a los organismos que causan intoxicación alimentaria.
Las mujeres embarazadas y lactantes tienen que ser especialmente cuidadosas para evitar la intoxicación alimentaria.

Los síntomas de los tipos de intoxicación alimentaria más comunes a menudo comienzan al cabo de 2 a 6 horas después de ingerir el alimento. Ese tiempo puede ser más largo o más corto, según la causa de la intoxicación alimentaria.

Los posibles síntomas incluyen: Cólicos abdominales, diarrea posiblemente con sangre,fiebre y escalofríos, dolor de cabeza, náuseas y vómitos y debilidad que puede ser grave y salpullido o ronchas en la piel..

Es muy importante prevenir las intoxicaciones por alimentos, revisándolos bien antes de comprarlos, su olor, textura, color, deben denotar que están frescos. Comprarlos en sitos que estén higiénicamente instalados y con las medidas de refrigeración adecuadas, prepararlos con higiene, cocerlos bien, y evitar comerlos en la calle y en lugares en donde la higiene y seguridad de su conservación sean dudosos.

La mayoría de las veces, la mejoría se da en un par de días. La meta es aliviar los síntomas y verificar que su cuerpo tenga la cantidad apropiada de líquidos.

Recibir suficiente líquido y saber qué comer le ayudará a usted a mantenerse cómodo. Consulte a su médico para manejar la diarrea, controlar las náuseas y los vómitos y descanse lo suficiente.

Usted puede tomar mezclas de rehidratación oral para reponer los líquidos y minerales perdidos por vómitos y diarrea. La deshidratación es la complicación más común. Se puede presentar a partir de cualquiera de las causas de intoxicación alimentaria.

Las complicaciones menos comunes, pero mucho más graves, dependen de la bacteria que esté causando la intoxicación alimentaria. Estas pueden incluir: Artritis, problemas hemorrágicos, daño al sistema nervioso, problemas renales .

Fuente:
cronica.com.mx
Deja un comentario

Create Account



Log In Your Account