Author
Gastón Monge EnLíneaDIRECTA

Date
19 Abr 2017(21:24:13)




Imprimir

-Lluvias no son la causa.

Nuevo Laredo, Tamaulipas.-Aunque empleados municipales trabajan desde el lunes para reparar el enorme hundimiento que se presentó en el bulevar Colosio, a la altura del semáforo que está instalado antes de llegar al puente internacional dos, su reparación puede demorar varios días más, de acuerdo a la versión de los trabajadores.

Se trata de un enorme hundimiento de 15 metros de ancho, 7 de fondo y otros 15 de largo, que se produjo desde hace varias semanas debido a la presión del agua en un tubo pluvial que poco a poco fue desplazando el terreno, hasta que cedió al inicio de esta semana.

“Este hundimiento no se formó con las lluvias recientes, tiene ya tiempo de que el terreno estaba siendo deslavado, pero las lluvias terminaron por ceder el terreno”, dijo uno de los trabajadores municipales.

El colector pluvial por reparar es corto, ya que apenas mide lo del ancho del bulevar, pero recibe las aguas de lluvia del extremo poniente, en donde está la zona habitacional, y sirve para llevar las aguas de lluvia al río Bravo, a través de un pequeño arroyo de apenas unos 60 o 70 metros de extensión.

El hundimiento, cuando ocurrió, apenas se notaba por los automovilistas que circulaban por el bulevar, pero el peligro estaba en que debajo de la cinta asfáltica ya no había sostén, lo que motivó que con una máquina se derrumbara la parte afectada del asfalto, para prevenir algún accidente.

En tanto se repara este desperfecto, la circulación por ese tramo del bulevar, tanto de norte a sur como en sentido inverso, está detenido y los trabajadores no saben hasta cuando se termine, aunque mencionaron que el colector, en caso de que siga lloviendo, seguirá captando el agua para evitar encharcamientos.

Deja un comentario

Create Account



Log In Your Account