Author

Date
5 May 2017(03:25:53)




Imprimir

Hay dos formas principales de EPOC: Bronquitis crónica, la cual implica una tos prolongada con moco y el enfisema, el cual implica un daño a los pulmones con el tiempo. La mayoría de las personas con EPOC tienen una combinación de ambas afecciones.

La causa principal de la EPOC es el tabaquismo. Cuanto más fume una persona, mayor probabilidad tendrá de desarrollar EPOC. Pero algunas personas fuman por años y nunca padecen esta enfermedad.

Es común que a las personas diagnosticadas con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) se les receten broncodilatadores, pues relajan los músculos alrededor de las vías respiratorias permitiendo que el paciente respire mejor. Comúnmente, su presentación es en forma de inhalador, ya que facilita el rápido ingreso del medicamento a los pulmones al momento de accionarlo. Los broncodilatadores más usados son los agonistas beta y los anticolinérgicos.

Algunos broncodilatadores ofrecen alivio rápido y, por ello, se conocen como broncodilatadores de corta acción. Dichos fármacos hacen efecto después de 15 o 30 minutos y duran alrededor de 4 a 6 horas en promedio.

El médico puede recetar un broncodilatador de corta acción si la EPOC es leve y los síntomas no se presentan de forma frecuente. Ejemplos de estos incluyen al albuterol, levalbuterol e ipratropio.

Respecto a los “broncodilatadores de larga acción”, estos no alivian los síntomas en poco tiempo, pero la duración de su efecto es mayor —de 12 a 24 horas, o incluso más—. Suelen prescribirse cuando los síntomas son muy recurrentes, y se aprovechan como terapia de mantenimiento porque impiden el desarrollo de los síntomas. La mayoría de estos medicamentos no otorgan alivio inmediato. Ejemplos de estos broncodilatadores incluyen al formoterol, el salmeterol y el tiotropio, por mencionar algunos.

“Cuando la EPOC es entre moderada y grave, el médico podría recomendar ambos tipos de broncodilatadores: uno de corta acción para alivio rápido si se requiere, y otro (o más) de larga acción que debe administrarse a diario para contener los síntomas”, comentó el Dr. Paul Scanlon, especialista en Neumología y Cuidados Intensivos de Mayo Clinic. “Siempre recomendamos a los pacientes que se encuentran en este caso, etiquetar los medicamentos, para identificar a la brevedad cuál es de alivio rápido y cuál para tratamiento regular.”

Hay personas con EPOC son propensas a tener exacerbaciones frecuentes (o brotes) de los síntomas, por lo que necesitan además antibióticos o esteroides (o ambos). Entre los medicamentos que ayudan a reducir el riesgo de exacerbaciones se encuentran: los dos tipos de broncodilatadores de larga acción, los corticosteroides inhalados, antibióticos como la azitromicina, y el roflumilast.

Fuente:
cronica.com.mx
Deja un comentario

Create Account



Log In Your Account