Author

Date
11 May 2017(00:30:42)




Imprimir

Una alimentación equilibrada implica más que simplemente satisfacer tus necesidades de nutrición; se trata de un plan personal que equilibra lo que te gusta, lo que no y en general tu estilo de vida.

Existen regímenes de alimentación “fáciles” y otros “difíciles”, dependiendo del objetivo que se busque. Todos conocemos personas que seleccionan los alimentos con cuidado y que comen bien, al igual que conocemos a otras que parece que no comen nada más que comida rápida y refrescos. Si necesitas bajar de peso, entonces adecuarse a un plan de alimentación, en su sentido más general, probablemente es algo bueno, pero en realidad depende de cómo enfoques tu pérdida de peso.

Si tu plan de alimentación es para bajar a una velocidad saludable, llevarlo a cabo es definitivamente “bueno”. Pero si el plan para bajar de peso que estás tratando de hacer no es equilibrado, tan estricto que no puedes cumplirlo, tan bajo en calorías que no tienes energía o bajas de peso demasiado rápido, entonces lo debes de considerar como “malo”.

Al respecto, Susan Bowerman, Directora de Capacitación sobre la Nutrición en Herbalife, nos da algunos tips para crear tu propio plan de alimentación equilibrado que llegue a ser perfecto para ti:

El mejor plan es el que funcione para ti: El plan con más éxito es un régimen de nutrición que funcione un día sí y al siguiente también, que le dé al cuerpo los nutrientes que necesita y que incluya alimentos que te guste comer. Se trata de una alimentación que vaya con tu estilo de vida, que puedas seguir el resto de tu vida y que sea exclusivamente tuya.

Planear una alimentación saludable comenzando desde cero: Un plan de alimentación puede asemejarse a la construcción de una casa, comienzas con los cimientos, continúas con las estructuras de apoyo y después agregas los toques finales para personalizarla y hacerla tuya.

Si estuvieras construyendo una casa comenzando desde cero, tendrías un presupuesto; de manera similar, si estás planeando un plan de alimentación, lo primero que necesitas saber es cuántas calorías tienes que incluir. Las necesidades calóricas son particulares para cada persona y están determinadas, en gran parte, por la composición corporal y por la cantidad de actividad que realizamos. No puedes planear qué vas a comer hasta que tengas una idea de tus necesidades calóricas, para ayudarte a lograr tus metas con la alimentación (ya sea para bajar de peso, para aumentar de peso o para mantener el peso).

Ahora bien, al igual que con tu casa, tu alimentación necesita una base sólida. Idealmente, lo fundamental de tu nutrición esté formada por proteínas magras, carbohidratos sanos (en forma de verduras, frutas y granos integrales) y cantidades modestas de grasas saludables. Tu meta es repartir tus calorías de las proteínas, carbohidratos y grasas de tal manera que satisfagan tus necesidades.

Personaliza tu alimentación para tener éxito a largo plazo: Una vez que esté terminada la estructura básica, te pones a decorar y personalizar tu casa. Lo mismo es para tu plan; personalízalo al seleccionar los alimentos que comerás y que corresponden a lo que te gusta y lo que no, tu estilo de vida y tu presupuesto, al mismo tiempo que cumples con tus metas de nutrición. Concéntrate en escoger los alimentos sanos que te gusten más y disfruta de una alimentación que llene tu vida.

Fuente:
cronica.com.mx
Deja un comentario

Create Account



Log In Your Account