Author

Date
13 May 2017(10:09:52)




Imprimir

No se puede hablar de boxeo sin mencionar lo logrado por nuestras amazonas, ni tampoco ignorar que Ana María “Guerrera” Torres es el símbolo por excelencia de arrojo en el ring y de conquistas alcanzadas entre nuestras mujeres que un día decidieron prepararse para subir al ring y estropearse el físico, sin menoscabo de -algo usual- resultar con sus narices fracturadas.

Los nombres de “La Guerrera” Torres y de otra tremenda peleadora que vino a tomar la estafeta como la púgil más mediática en nuestra nación es Zulina “La Loba” Muñoz, quien aplicó uno de los nocauts más espectaculares -si no es que el más dramático de todos los tiempos- a la argentina Vanesa “La Negra” Taborda, en julio de 2016 en Ciudad Juárez y que llevó el Canal del Ajusco a las pantallas caseras.


Lorena había cobrado notoriedad porque ante los ojos del público le había ganado dos veces seguidas a la famosa Mariana “Barbie” Juárez, aunque fue afectada por fallos polémicos. El primero, en principio se dictó a favor de la capitalina, pero el escándalo fue tanto que el WBC erigió un jurado compuesto por oficiales de ring de diferentes lugares del mundo y todos dieron vencedora a la sudamericana; entonces esa agrupación cambió el resultado a “sin decisión”. El veredicto de la segunda riña fue de empate y también generó muchas críticas.
También puedes leer: #FutbolDeEstufa: Altas, bajas y rumores rumbo al Apertura 2017

JUÁREZ Y SU LEGADO
Al margen de lo anterior, “La Barbie” merece capítulo aparte porque una vez que la pionera Laura “Abogada-Poeta” Serrano logró despejar el hermetismo de las autoridades de esta capital hacia el llamado boxeo rosa, Mariana protagonizó tres candentes peleas contra “La Guerrera” Torres, aunque nunca pudo vencer a la contendiente de Neza, con saldo de dos victorias para ésta más un empate.
Fueron contiendas tan encarnizadas que cooperaron para que el público volteara hacia ellas y las pusiera en atención permanente.
Mariana resurgió luego de una seria lesión en un hombro que la colocó cerca del retiro y regresó de una campaña en Los Ángeles, California, para establecer un sólido reinado en el trono ecuménico de peso mosca del Consejo Mundial.
Juárez, al igual que su acérrima rival “La Guerrera” vivieron el tiempo de discriminación de las mujeres en los gimnasios, donde tenían que compartir los baños con sus colegas hombres. Todavía la mayoría de las arenas de nuestro país y en el mundo no cuentan con vestidores separados y parece que tomará tiempo para que ellas tengan su espacio personal.
La peleadora de Santa Úrsula, cerca del estadio Azteca, es mamá de la pequeña Natasha, quien sube con ella antes y después de sus peleas con un atuendo miniatura de boxeadora.
No andan tan equivocados aquellos que señalan que “las mujeres dan combates más espectaculares y de entrega que los hombres”, y sin ánimo de comparar a uno y otro género, las chicas son garantía de que habrá emociones en el ensogado.
Pero el invisible eslabón que une a Ana María con Zulina no se limita a lo ya señalado.

MARCA, EN SU DIVISIÓN
“La Loba” Muñoz, nativa de San Vicente Chicoloapan, Estado de México, se apresta a romper la marca de diez defensas triunfales consecutivas que comparte con “La Guerrera” en posesión de la corona universal supermosca absoluta del WBC.
Zulina subirá al ring de la internacional Arena Oasis de Cancún esta noche de sábado para hacer su exposición titular número 11 contra Lupita Martínez, una aguerrida oponente de Tlalnepantla que ostenta el cinto de plata de la división de las 115 libras o 52.300 kilogramos.
Suena interesante: Mauricio Sulaimán Saldívar, presidente del Consejo Mundial de Boxeo y quien se ha pronunciado en total apoyo del pugilismo femenil nacional e internacional una vez asumido su cargo, nombró a Ana María como la mejor campeona de la historia. Lo hizo en uno de sus Martes de Café, ante la aprobación general.
Poco después, en la II Convención Anual Femenil celebrada en enero de 2016 en Tijuana, distinguió a “La Loba” Muñoz como embajadora de las monarcas de ese organismo y ello abarca a todas aquellas que hayan ganado un cinturón verde y oro.
Es menester resaltar que Torres cumplió diez defensas con el título absoluto en juego, aunque previo a ello consiguió el cinto interino de la misma categoría al superar por puntos a Esmeralda “Joya” Moreno en agosto de 2008 en Monterrey. Posiblemente por no ser una corona absoluta, no se integre a la suma de exposiciones que hizo en total y que se tome como inicio de su reinado verdadero la victoria por KOT sobre la colombiana Paulina Cardona, en febrero de 2009 en Oaxaca.

Foto: Jorge Barrera
JACKIE NAVA
Un apartado especial se lo reservamos a la tijuanense Jackie “Princesa Azteca” Nava, quien precisamente en la Convención Femenil de Tijuana entregó la estafeta de representante del boxeo femenil del WBC a Zulina Muñoz ante la presencia de soberanas boxísticas nacionales y de todo el orbe ahí congregadas.
Ahí, Mauricio Sulaimán declaró que dicho nombramiento también abarcaba la vida ejemplar de ambas abajo del cuadrilátero.
Por coincidencia, Torres, Muñoz, Juárez y Nava son orgullosas mamás, como ocurre con la mayoría de las campeonas del mundo de todo el planeta.

Foto: Moisés Rosas
DOS GUERRERAS
Nava y “La Guerrera” sostuvieron dos guerras verdaderas en 2011. La primera concluyó en un empate y en la segunda, Ana se llevó una decisión unánime, aunque en un pleito extremadamente cerrado. Los dos duelos no fueron titulares.
Usted ya sabe que Jackie es, además, diputada federal por Baja California y mamá de dos nenas, por lo cual estuvo alejada dos calendarios de los enlonados. Regresó para sorprender con su extraordinaria condición física y técnica al obtener el vacante fajín internacional supergallo del WBC con una decisión unánime contra la venezolana Ana María “Manal” Lozano, una enemiga que resultó muy complicada y ambiciosa, el pasado 4 de febrero en Cuautitlán Izcalli.
Lo sorprendente es que Nava, de 37 años, regresó en la misma división en que se había ido tras defender con éxito sus otros mundiales de la WBA y el WBC contra la argentina Mayra “La Guapa” Gómez el 28 de febrero de 2015 en Rosarito, BC.
También puedes leer: Morelia toma ventaja ante el superlíder Xolos
LA MATERNIDAD
“La Joya” Moreno, nativa de Chimalhuacán, Estado de México, es un caso único de superación personal. Ella destronó como reina universal minimosca del WBC a la japonesa Naomi Togashi en junio de 2012 en Puebla, pero transcurrida una exposición titular venturosa debió alejarse del ring y en consecuencia dejar el cetro en el escritorio para atender la maternidad de su hija Valentina.
Luego de bregar fuerte y de incluso experimentar tropiezos, en sus desafíos contra su rival clásica Ibeth “la Roca” Zamora (título minimosca) y Yéssica “Kika” Chávez (título mosca), por fin recuperó el ansiado trono de las 108 libras al batir por puntos en otra cruenta batalla a “La Roca” Zamora el aun reciente 22 de abril del presente año en Metepec, Estado de México. De paso, Moreno igualó los cartones 2-2 en sus confrontaciones personales con Zamora.
También puedes leer: Captan a Canelo paseando en lujosa camioneta única en México
10 DE MAYO
El Día de las Madres fue de festejos para varias de nuestras campeonas del mundo, ocho en total. De ese número de monarcas y sus respectivas divisiones, usted encontrará una nota por separado.
En lo que respecta a ser madres, la mayoría amas de casa solteras, también se cuentan en ese grupo, aparte de las ya mencionadas, a Ana María Torres, Zulina Muñoz,  Anabel “Avispa” Ortiz, jerarca de peso mínimo de la WBA, y a la grandota Alejandra “Tigre” Jiménez, soberana de peso completo del WBC.
Las otras mexicanas monarcas del mundo vigentes son: Alondra “Magnífica” García (peso mínimo de la FIB), Monserrat Alarcón (mosca de la WBO) y Yéssica “ Kika” Chávez (mosca del WBC)

www.esto.com.mx

Deja un comentario

Create Account



Log In Your Account