Author
Benny Cruz Zapata EnLíneaDIRECTA

Date
17 Jul 2017(10:15:11)




Imprimir

Reynosa, Tamaulipas.-La deserción escolar que esta causando estragos severos en todos los niveles educativos, registrándose la peor parte en la educación media superior, amerita que tanto la familia como las escuelas cierren filas para evitar que los jóvenes abandonen las aulas y con ello cancelen sus posibilidades de desarrollo humano y profesional, opina el doctor el docencia, Luis Humberto Garza Vázquez, quien afirma que el fracaso escolar es multifactorial ya que incide la situación económica, familiar y social:

“Por eso hay que trabajar factores de protección, brindando a los estudiantes opciones que mantengan su interés en la escuela”.

En este mismo tenor la maestra en docencia Judith Rodríguez Martínez en su tesis de grado sustenta que hablar de fracaso escolar es hablar de una problemática tan diversa como la de los sujetos que la padecen, en particular los jóvenes. Afecta en muchos casos de una manera indiscriminada, sin respetar condición o clase social.

Marca que el fracaso escolar tiene su origen directo en las carencias económicas, sociales, culturales que sufren determinados grupos de población, jóvenes procedentes de zonas socialmente desfavorecidas, donde los problemas de precariedad laboral, baja cultura, etcétera, se manifiestan con más crudeza afectando a su familia, se enfrentarán con mayor desventaja a su proceso educativo, hasta el extremo de que, en demasiados casos, ni siquiera alcanzan sus objetivos.

La escuela en la época actual, supone la segunda gran etapa socializadora, en ella aprenden a relacionarse con personas e instituciones diferentes a la familia que era la que mantenía en exclusividad esta función de incorporación al trabajo, la escuela adquiere así un papel fundamental, muy superior al de su estricta función enseñante, convirtiéndose en vehículo de incorporación laboral y social de los jóvenes.

Desde esta perspectiva el doctor Luis Humberto Garza Vázquez llama a que los padres estén en contacto permanente con los hijos y los maestros deben de trabajar en el mismo sentido, pues cuando el joven siente la importancia que tiene su permanencia en la escuela, siendo la llave para su desarrollo, toma conciencia de que todo esfuerzo en este sentido vale la pena.
Deja un comentario

Create Account



Log In Your Account