Author

Date
4 Ago 2017(00:05:02)




Imprimir

El Instituto de Bebidas de Coca-Cola de México, ofreció en la Ciudad de México un taller teórico-práctico sobre “El uso y aplicación de Edulcorantes No Calóricos en la alimentación diaria”.

Este taller, fue impartido en la parte teórica por la Maestra en Ciencias de la Educación Familiar Carmen Ruíz Monroy, nutrióloga y especialista en Nutrición Clínica, Actividad física y Deporte. Durante esta parte la Maestra Ruíz abordo temas sobre como reconocer los edulcorantes no calóricos, la seguridad en su consumo, como están contenidos en los alimentos y bebidas, su uso en el apego a un plan de alimentación saludable y en el consumo en familia.

Mencionó que los edulcorantes no calóricos son aditivos alimentarios con un poder endulzante muy superior a la sacarosa (azúcar común) y no afectan los niveles de insulina o glucosa sérica. El gusto por los sabores dulces es innato en la mayoría de las personas y continúa durante toda la vida. Los edulcorantes no calóricos (ENC) y edulcorantes bajos en calorías (EBC) son compuestos que se perciben con sabor dulce pero aportan una mínima o nula cantidad de calorías por lo que resultan ideales para proporcionar sabores dulces sin el aporte de las mismas.

El Comité Mixto FAO/OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios (JECFA, por sus siglas en inglés) ha establecido una Ingestión Diaria Admisible (IDA), que se define como “la cantidad de un aditivo alimentario que se puede tomar diario, durante toda la vida, como parte de la dieta sin riesgo para uso humano”. En nuestro país es la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), la que autoriza su utilización.

La normatividad internacional obliga a que cualquier sustancia que busque aprobación del Comité de la FAO y la OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios (JECFA por sus siglas en inglés) debe cumplir los más estrictos protocolos científicos que garanticen su inocuidad. Últimamente varios estudios han aportado a la confusión con respecto a este tema y por ello es importante aclarar las dudas respecto a su consumo y ratificar que estos no causan ningún tipo de daño para la salud siempre y cuando sean ingeridos dentro de una dieta y estilo de vida saludable.

Todas las sustancias aditivas para alimentos aprobadas por las autoridades internacionales, entre ellas los edulcorantes no calóricos, han pasado todas las pruebas de toxicidad y demostrado en diversos estudios que son totalmente inofensivas para el cuerpo humano. Todos los edulcorantes son seguros, independiente de que su origen sea natural o artificial.

Algunos de los ENC permitidos en México para su utilización en alimentos y bebidas, son: el Aspartame, el Acesulfame K, la Sacarina, la Sucralosa, la Estevia y sus derivados. Las agencias internacionales y nacionales correspondientes han dictaminado que los ENC son seguros para ser usados y consumidos por la población general. Se ha reportado que bajo condiciones normales de consumo ninguno de estos edulcorantes tiene efectos nocivos para la salud.

Muchos de estos edulcorantes no calóricos los podemos encontrar en diversos alimentos y bebidas como son: las mermeladas, los postres, el pan, cereales, dulces y chicles, etc.

El error más frecuente en los hábitos alimentarios de la población occidental es el abuso o consumo excesivo de alimentos y bebidas. Los edulcorantes no calóricos pueden ser una herramienta para aquellas personas que desean tener un control sobre la cantidad de calorías que ingieren; sin embargo, su uso debe ir acompañado de una dieta correcta y un estilo de vida saludable.

Los hábitos saludables se adquieren en familia, por ello los edulcorantes no calóricos son seguros para ser consumidos por toda la familia y contribuyen en la prevención y tratamiento de enfermedades crónicas asociadas a excesos en la alimentación.

Para la parte práctica, el Chef Luis Avilés, Licenciado en Gastronomía y Químico en Alimentos guío a los asistentes en la preparación de dos recetas muy sencillas, las cuales se pueden realizar en los hogares utilizando edulcorantes no calóricos.

Entre los mitos y realidades sobre los edulcorantes no calóricos, están:

Los edulcorantes no calóricos no han sido suficientemente evaluados: Falso, el descubrimiento de los primeros edulcorantes no calóricos fue al inicio del siglo XX y existe suficiente evidencia científica que se revisa periódicamente para asegurar que son aptos para el consumo humano, incluyendo niños, personas que viven con diabetes y mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.
Existe poca regulación sobre su consumo: Falso, Los edulcorantes no calóricos son evaluados constantemente por expertos internacionales. La FAO/OMS, El Codex alimentarius, y en México por la COFEPRIS.
El consumo diario puede provocar problemas en la salud. Falso, La IDA es la cantidad del edulcorante no calórico que se puede consumir diariamente en la alimentación, el transcurso de toda la vida, sin riesgos para la salud.
El consumo de edulcorantes no calóricos produce cáncer: Falso, La evidencia científica indica que no existe relación entre su consumo y enfermedades crónicas no transmisibles.
El consumo de edulcorantes no calóricos incrementa el riesgo de diabetes. Falso, Estos no incrementan la glucemia ni los niveles de insulina en sangre por lo que personas con diabetes pueden consumirla sin riesgos.
Su consumo aumenta la preferencia por alimentos y bebidas dulces: Falso: No existe evidencia al respecto
Su consumo activa un mecanismo de compensación de ingestión energética y con ello el aumento de peso: Falso: Estudios comprueban que no existe tal compensación. Al contrario pueden ser una herramienta para el control de peso.

Fuente:
cronica.com.mx
Deja un comentario

Create Account



Log In Your Account