Author
Gastón Monge EnLíneaDIRECTA

Date
10 Sep 2017(09:21:26)




Imprimir

-La crisis avisora este refugio.

Nuevo Laredo, Tamaulipas.-Desde hace años que la Casa del Migrante no recibe apoyos ni del gobierno estatal ni del municipal, por lo que subsiste a base de otros apoyos y donaciones de la sociedad civil y la religiosa, mencionó el director del albergue, Giovanni Bizzotto.

Algunos de los apoyos que recibía fueron suspendidos desde diciembre del 2015, y se trataba de 200 mil pesos mensuales que aportaba el gobierno estatal, y otros 200 mil por parte del gobierno municipal, y desde entonces el albergue subsiste de algunos ‘ahorros’ y de las donaciones altruistas, pero dijo que es insuficiente para dar atención adecuada a más de 100 personas que se encuentran en dicho lugar.

“El gobierno estatal se ha comprometido a brindarnos su apoyo, pero hasta ahora no ha llegado, y con el municipio el apoyo es más concreto, pero desde el 2013 no hemos recibido nada, aunque ya se concretó un convenio para darnos un apoyo para nuestros gastos operativos”, explicó el sacerdote.

El dinero que necesita es para brindar atención especializada, legal y psicológica a los casi 10 mil migrantes que cada año llegan al refugio por diferentes motivos, pero siempre con la extrema necesidad de recibir apoyo.

Para poder subsistir de manera normal en sus gastos operativos, la Casa del Migrante requiere de al menos un millón 300 mil pesos anuales, esto es, poco más de 108 mil pesos mensuales, ello sin contar la atención a los migrantes, y el dinero ha salido de dinero ahorrado por la directiva, y de algunas donaciones que cada día aportan organismos civiles y religiosos.

Cuando el padre Bizzotto tomó la dirección del albergue, estaba parte de los ahorros que los anteriores directores habían guardado de manera preventiva, “pero fue para solventar la emergencia que siempre hay, pero para los gastos operativos estamos esperando que las ayudas caigan cuanto antes, porque de otro modo nos veremos en una situación muy crítica”, explicó.

Aunque todavía hay algo de dinero, de no llegar recursos la situación se pude poner crítica y elaborar estrategias para solventar esta crisis, y poder brindar la atención a los más de cien migrantes diarios.

Hace cinco años el gobierno estatal de Egidio Torre Cantú apoyaba con 200 mil pesos mensuales, aporte que bajó a 120, para que en diciembre del 2015 este apoyo se redujera a solo 100 mil pesos, mientras que el municipio, de los 200 mil que aportaba en los inicios de este albergue, y que luego fue suspendido, sería menor a los 100 mil pesos por mes en la presente administración, en caso de que se concrete el acuerdo.

Dijo el sacerdote que espera que el aporte del municipio sea cercano a los 80 mil pesos, “pero esperamos dialogar para ver si podemos obtener algo más para solventar la situación de emergencia e incrementar el número de migrantes, y espero que haya la voluntad política y de seguir dialogando para el servicio a los migrantes, y espero que en el municipio haya buen espíritu de colaboración y de apertura”, expresó.

Deja un comentario

Create Account



Log In Your Account