Author
Entre Nos Carlos David Santamari?a Ochoa

Date
12 Oct 2017(10:29:40)




Imprimir

Somos de la idea de que a mayor exigencia, mayor calidad, sin que lo anterior quiera decir que hay que explotar al de al lado ni ver desde arriba a nadie: todos somos importantes en nuestro contexto y todos somos prescindibles.
Miente el que siente que sin él el mundo se detendrá.
Ya hemos visto muchas lecciones al respecto, y la verdad es que cuando una gran persona fallece, se le recuerda y trata de imitar, pero nada más.
Así que, no hay más que hacer las cosas bien y a la primera vez, para no tener que regresarnos a enmendar lo que surge desatinado o descompuesto.
Esa es la premisa para los que nos gobiernen, en cualquiera de sus tres niveles: que hagan las cosas como deben hacerse, que cumplan y que se entreguen en su trabajo, que por lo general es de muy buena paga.
Y no criticamos la buena paga, sino el que haya quien no los desquite. En este caso, el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca ha pedido a los miembros de su gabinete a incrementar esfuerzos por sacar adelante el trabajo y que Tamaulipas pueda volver a ocupar en algunos rubros los lugares de excelencia de antaño.
No es decir que no se hace, sino que falta más por hacer, y así, cada día lo podemos visualizar: nuevas metas, nuevas ideas… todo nuevo que puede ser la diferencia entre lo que somos y lo que podríamos ser.
Tenemos mas de 400 kilómetros de litoral explotado vagamente, y suponemos que, previo estudio ambiental, podría darse un uso más racional y al mismo tiempo cuidadoso de nuestros recursos naturales.
O cómo no recordar aquellos años ochentas, donde la industria maquiladora era algo grande en la frontera tamaulipeca; eran fuentes de empleo para miles de paisanos.
Luego vino la debacle con otros significativos problemas, y muchas empresas se fueron.
Recordamos lo anterior ahora que tres grandes empresas anunciaron su salida de Barcelona ante la crisis de España, y se asentarán, dos en Madrid y una en Valencia.
Buscan evitar problemas, más de tipo político o social, y eso es la premisa en la mayoría de las grandes empresas: tranquilidad para invertir y buenos resultados.
Es aquí donde habrá que hacer magia si es necesario, a fin de convencer a otros inversionistas a asentarse en la franja fronteriza, aunque sabemos que es muy difícil por la situación tensa que se vive entre ambos países.
En tanto, procuremos exigirnos y exigir a los que dependen de nosotros incrementar un 100 por ciento su esfuerzo: que todos entreguemos en nuestra fuerza de trabajo lo mejor de cada quien, y que se puedan unir esos esfuerzos en bien de nuestra entidad.
Vienen otros tiempos y otro tipo de actividades: la energía eólica, por ejemplo, es una característica que antaño no existía, y ahora tenemos dos parques de este tipo, y vamos por un tercero, para lograr colaborar con un mundo más habitable.
Como que ya es tiempo de pensar en un solo estado y un solo interés, dejar revanchismos de lado y sujetarse a lo que nuestra misma gente quiere y piensa.
Porque quien vive de la política sabe muy bien lo que se necesita, aunque a veces pareciera que lo desconocen.
Por eso, llamamos a todo cuanto quiera que esto se levante, para que impulsemos desde nuestra trinchera un gran esfuerzo que tenga como recompensa ver a nuestro estado tranquilo, progresivo y pujante, y con una visión de futuro que nos prepara para los años venideros, que no se antojan nada fáciles.
Deja un comentario

Create Account



Log In Your Account