Author
Gastón Monge EnLíneaDIRECTA

Date
12 Oct 2017(18:00:48)




Imprimir

-Estados Unidos saldría perdiendo por la falta de mano de obra.

Nuevo Laredo, Tamaulipas.-Hasta que no acaben las negociaciones del TLC entre los tres países, no se sabrá cuáles serán las consecuencias y los efectos para México, aunque el discurso Amenazante de Estados Unidos es una forma de presionar a los negociadores para tener la ventaja, dijo el agente aduanal Luis Viñals.

“Estados Unidos quiere que el contenido nacional, de origen, se eleve hasta más del 80 por ciento, y en este momento está cerca del 62 por ciento, sobre todo en la industria automotriz, porque muchas de las ensambladoras y trabajos se vayan a ese país, pero en unos años el producto terminado subiría hasta un 50 por ciento”, explicó.

De ocurrir esto, las personas de ingresos bajos o medianos ya no podrán comprar vehículos nuevos, y parafraseando al secretario de relaciones exteriores, Luis Videgaray, si a México no le conviene se levantaría de las mesas de discusiones, “porque estamos apegados a tratados hechos con la Organización Mundial

Las pláticas terminarás hasta el 17 de octubre, y en caso de que México o Estados Unidos decidan salirse del TLC, aun así estarían sujetos a sus condiciones durante un par de año más, ya que el 87 por ciento de los aranceles en discusión, se mantendrán estables por ese tiempo, pero otro 20 por ciento serían los aranceles que impactarían a México.

Dijo el agente aduanal que en caso de que México se retire de las negociaciones, lo que pasaría es que ese 20 por ciento se vería reflejado pero en varios meses, y añadió que con el tiempo, la falta de los productos mexicanos y la falta de productividad en Estados Unidos por no tener suficiente mano de obra laborando allá, pudiera afectarlo y tendría que regresar a las negociaciones con México.

Pero dijo Viñalas que a México le hacía falta una sacudida, y tuvo que salir a la búsqueda de mercados, y los negociadores mexicanos saben que hay otras opciones fuera de Estados Unidos, y Canadá está dispuesto a tratar directamente con México, “pero el problema más fuerte es el agrícola, ya que lo quieren hacer por temporalidad”, expresó.

Empero, añadió que otro problema que se presenta es el de los salarios comparados entre Estados Unidos y México, el que pudiera ser llevado a otras negociaciones para que en México se pague el salario por horas.

Deja un comentario

Create Account



Log In Your Account