Author

Date
11 Nov 2017(14:57:10)




Imprimir

Adelante hacen abrigar esperanzas. Atrás hacen temblar de miedo.

Así es el Tricolor de Juan Carlos Osorio, que salió del confort de los partidos en Estados Unidos con el apoyo de los paisanos para meterse en la cancha de Bélgica, el quinto mejor clasificado del mundo en la actualidad. Y no sólo le jugaron de tú a tú, sino que lo tuvieron sometido sobre el final del juego, para terminar empatando 3-3 en un cotejo de alto voltaje.

Con un \"Chucky\" brillante, México iguala con Bélgica

El equipo mexicano mostró una buena actitud, algo que suele ocurrir cuando visitan a equipos de este nivel. También mostró coherencia de media cancha al frente. Sobrevivió al mal momento que viven Carlos Vela o su relevo en este juego, Giovani dos Santos, producto de la poca o nula actividad de ambos. También a la poca conexión de Javier Hernández. Y esa supervivencia tuvo un actor estelar: Hirving Lozano, goleador en la Liga holandesa y que ayer mostró su músculo con dos goles en cuatro minutos que pusieron contra la pared al equipo local.

Tres goles en Bruselas no fueron suficientes para ganarle a Bélgica. Y no lo fueron porque el Tri es endeble defensivamente. Primero, porque alinean aquellos que viven pero no juegan en Europa. Layún y Moreno lo dejaron claro. Salcedo, además de que tiene pocos minutos en Frankfurt, es exhibido como lateral derecho y Osorio no se cansa de ponerlo. Reyes juega por decreto y lo hace como escudo. Bajo estas circunstancias, México no encuentra el equilibrio. Así, no hay triplete que alcance.
Fuente
https://www.informador.mx
Deja un comentario

Create Account



Log In Your Account