Author

Date
30 Dic 2017(14:07:12)




Imprimir

Las ciudades inteligentes están pensadas para mejorar la calidad de vida de sus habitantes, maximizar su bienestar, a través del uso de la tecnología. Pedir un taxi, buscar una ruta vial menos congestionada hasta la medición y tráfico de la red de abastecimiento del agua o suministro eléctrico son acciones, que según la ONU, serán cotidianas en 40 megaciudades estimadas para el 2030.

Ante este panorama, la elevada concentración urbana plantea a las ciudades y a los países una serie de retos para atender las necesidades de las poblaciones en crecimiento, contemplando elementos básicos como infraestructura, saneamiento, transporte, energía, seguridad y salud.

Una ciudad inteligente brinda seguridad a sus ciudadanos al estar siempre conectada por medio de sensores distribuidos en el ambiente y sistemas computarizados de gestión inteligente que tiene la capacidad de solucionar problemas al momento, organizar escenarios urbanos complejos, además de crear propuestas innovadoras para atender las necesidades de los ciudadanos.

Ahí es donde KIO Networks se vuelve el aliado que acerca la tecnología a las empresas y los gobiernos que participan en el proceso de planeación y desarrollo de una ciudad inteligente.

Según el estudio sobre ciudades inteligentes, “La ruta hacia las Smart Cities: Migrando de una gestión tradicional a la ciudad inteligente”, así es como interviene el uso de sensores:

Seguridad: Monitoreo del ambiente por cámaras, sensores de movimiento GPS para mapeo geográfico de incidentes y localización de vehículos, apertura de puertas y ventanas asociados a sistemas de alarma.

Transporte: Sensores de movimiento en las calles y carreteras, operación inteligente de semáforos, sistema de señalización digital dinámica en calles y carreteras, peaje automático, GPS para monitoreo y localización de flotas y control de lugares de estacionamiento.

Salud: GPS y sistema de optimización de trayectos para ambulancias, pulseras de monitoreo para adultos mayores, sensores de ruido en el ambiente, humo, gases tóxicos y rayos ultravioletas integrados a sistemas de alerta; así como monitoreo de caídas, temperatura para heladeras con productos médicos y vacunas.

Infraestructura urbana: Sistemas remotos para desconectar equipos eléctricos e iluminación ambiental, medición de temperatura en diversos lugares con ambientes sensibles como bibliotecas, museos, fonotecas entre otros. Los edificios inteligentes integran también tecnología en la apertura de puertas, ventanas y elevadores.

Fuente:
RT.com
Deja un comentario

Create Account



Log In Your Account