Author

Date
11 Ene 2018(18:31:45)




Imprimir

La palabra como el título de hoy, es conocida por un buen número de mexicanos que la interpretan como el amparo de la Ley a legisladores y al titular del poder ejecutivo en alguna entidad, para no ser detenido por autoridad judicial alguna.
La ciencia de derecho la basa en la doctrina jurídica clásica que concibe al Fuero como aquella prerrogativa de senadores y diputados -extendida a otros servidores públicos señalados en la Constitución Mexicana- que los exime de ser detenidos o encarcelados.
Sin embargo el Fuero hay excepciones para su aplicación y esto está determinado en las leyes y en el órgano legislativo al que pertenecen.
El término -Fuero- es de uso coloquial o común y suele utilizarse como sinónimo de inmunidad parlamentaria.
Tener una idea clara del concepto vale la pena no solo por cultura general, sino porque los cambios en el gabinete del presidente Enrique Peña Nieto, apuntan para que algunos de sus excolaboradores busquen el amparo del Fuero.
Especialistas de la política nacional, como la periodista Yuridia Sierra del periódico Excélsior y colaboradora del Grupo Imagen, en su columna de ayer habla precisamente del tema y lo relaciona con la salida de la SEGOB del hidalguense Miguel Ángel Osorio Chong.
“Era el último de esa lista de funcionarios que llegaron al gabinete al iniciar el sexenio. El único, al menos, que no se movió de su cargo sino hasta ayer, cuando en un evento en Los Pinos agradeció al Presidente y éste le reconoció su dedicación.” Escribe la periodista de Excélsior.
Las palabras de reconocimiento y agradecimiento que se escucharon en el sonido local no fueron más que elogios mutuos de amigos, expresiones de un secretario cuya responsabilidad es la del gobierno interno en el país y, lamentablemente en ello salió reprobado, por más flores que le dijeron.
Osorio Chong deja a un México más inseguro que como lo recibió.
El exgobernador hidalguense (2005-2011) deja a un México con las peores cifras en materia de seguridad, donde los números en homicidios, desaparecidos y torturados alcanzaron máximos históricos.
Según los datos oficiales se abrieron 23 mil 101 carpetas por homicidio doloso, entre los meses enero a noviembre solo de 2017.
Como dato curioso es el número más alto en los últimos 20 años.
Pese a la campaña de desprestigio que se implementó al sexenio presidencial de Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012), la cifra señalada líneas arriba, es superior a cualquier año del sexenio anterior, cuando inició oficialmente el combate frontal al crimen organizado.
Aunque los grandes consorcios de comunicación guardaron el respectivo silencio, algunos periódicos digitales señalaron en varios episodios que la Secretaría de Gobernación con Miguel Osorio Chong al frente, no era capaz de generar datos confiables sobre el número de desaparecidos en el país.
El ejemplo fue la organización Data Cívica, un sitio que tiene como objetivo la defensa de los derechos humanos con la idea de empoderar al ciudadano, cuando exhibió el nombre más de 31 mil ciudadanos que hoy son buscados en todo el territorio nacional. El trabajo de este grupo evidenció la mala organización del mismo gobierno, pues los datos de las familias no coincidían con los registros oficiales.
El de Hidalgo, deja una secretaría con el fracaso en la incorporación de los cuerpos de seguridad y además, durante los casi seis años en la Silla Grande de Bucareli, Osorio Chong no fue capaz de conformar la tan cacareada Gendarmería, que fue una de las máximas al inicio del sexenio.
El exsecretario de se va con el aplauso del Presidente como recompensa o consuelo al no lograr la candidatura presidencial que, por cierto, la tenía en la bolsa.
Finalmente, Osorio no buscará el voto en las urnas porque le pasaría como al tamaulipeco que quiso ser senador con los votos y solo logró esa meta con el favor de su partido, que será quien cobijará a este ‘potencial senador’ que sirvió a su amigo, pero incumplió con el cargo.

Deja un comentario

Create Account



Log In Your Account