326488

Author
Óptica Gastón Monje

Date
13 Mar 2018(07:03:17)




Imprimir

En un hecho inédito, la actual administración panista solicitará a la Auditoría Superior del Estado la investigación de las cuentas públicas de los años 2015 y 2016, durante el ejercicio fiscal del ex alcalde Carlos Canturosas, quien en ese entonces pertenecía al PAN, partido que lo encumbró a la alcaldía en el 2013 con una votación histórica.
Con este hecho queda de manifiesta la ruptura entre la élite política del PAN con el ex alcalde, quien se encuentra ahora en la encrucijada de ocuparse en las actividades de MORENA, partido que lo quiere impulsar como candidato a la alcaldía, o darse tiempo para atender los asuntos legales y probablemente judiciales que le está fincando su anterior partido político.
No es un secreto que Canturosas había buscado que el PAN lo impulsara en el proceso electoral presente para un nuevo período de tres años como alcalde, pero su antagonismo con el gobernador, su ambición de buscar más poder y más fortuna, así como su terquedad de no alinearse a las directrices marcadas por el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, lo tienen en un este momento en una situación crítica.
Y es que aparentemente la dirigencia nacional de MORENA dio un interesante giro en cuanto a quienes serían los elegidos para las dos más importantes candidaturas, la de alcalde y la de diputado federal, posiciones que hasta hace unos días la primera parecía estaba en manos del ex priista Ramón Garza Barrios, y la segunda en la persona de Carlos.
Ahora parece ser que AMLO quiere a CCR para candidato a alcalde, lo que llevaría a Ramón Garza a la candidatura para diputado federal, algo que está generando inquietudes, sorpresas y temores no solo en este partido, sino en el Partido Acción Nacional.
Ello, debido a que pese a todo lo que se diga en torno a este controvertido personaje, ha sabido mantener un interesante capital político que pudiera explotar en caso de que sea el candidato a la alcaldía, lo que tendrá que definirse cuando sea el registro oficial ante el Instituto Nacional Electoral, y por consiguiente, se sabrá quién será el candidato a la diputación federal.
No cabe duda que en política los imprevistos marcan la pauta, y en este caso aunque no hay nada definido aún, todo parece indicar que desde el gobierno estatal como desde el gobierno municipal, se trata a toda costa impedir que CCR participe en este proceso electoral, bajo el argumento de mandar investigar sus cuentas públicas y por consiguiente a quienes manejaron los dineros durante su administración.
En este caso la investigación giraría en torno también de quien fue tesorero en la administración de CCR, Roberto Herrera Juárez; del contralor Daniel Tijerina, de los síndicos Jorge González Fisher y Antonio Martínez Santoyo, es decir, de quienes manejaron los dineros del ayuntamiento durante esos dos años, y que por cada año fue de aproximadamente dos mil 600 millones de pesos.
Al parecer la cosa va en serio contra CCR, ya que un proceso administrativo, judicial o político en su contra, le impediría participar como candidato para un cargo de elección popular, y aunque no sería inhabilitado porque el procedimiento es tardado, sí lo mantendría muy ocupado tratando de librar que las manos de la justicia lo atrapen en caso de que el dinero que se menciona no esté claro en la forma como se invirtió.
Pero esta situación sin duda alguna favorece al PRI, y mientras se lleve a cabo o no una investigación al ex alcalde, en el PRI estarán replanteando sus estrategias en caso de que CCR no participe en este proceso electoral.
Empero, en el caso de que CCR se registre como candidato a la alcaldía, es seguro que el grupo tradicional de MORENA será relegado por el nuevo equipo de colaboradores, tanto de Carlos Canturosas como de Ramón, toda vez que decenas de simpatizantes suyos, no de MORENA; comenzarán a desfilar en sus filas para participar como probables aspirantes a las regidurías que estarán en disputa.
Así veremos a ex panistas que ahora son morenistas y que exigen posiciones, como Ireri Calderón, Mariza Zárate, Heriberto Cantú, y a otros prianistas que desde la actual administración hacen votos porque CCR sea candidato por MORENA, como el regidor Alfredo Guarneros, quien no oculta su admiración hacia Canturosas.
En sí y sumados a este grupo de ex panistas oportunistas, hay una numeroso grupo cercano a los 80 aspirantes a una regiduría, situación que si no la controla el CEN de MORENA, de seguro habrá una lucha muy cruenta al interior de este partido, al que se integrarán también muchos ex priistas y seguidores de Ramón Garza Barrios.
De ser así, los morenistas tradicionales, los que fundaron este partido en el 2013 y que le son fieles, podrían ser desplazados por los neomorenistas, tal y como ocurrió con los viejos luchadores del PAN, quienes fueron desplazados por los neopanistas, algo que curiosamente no ocurre en el PRI, partido en donde siguen dominando los mismos de siempre.
Pero como no hay nada comprobado aún en contra de CCR y su ejercicio fiscal en esos dos años, lo que pudiera ocurrir es que no pase nada y solo sea una jugada dilatoria para mantenerlo ocupado en asuntos ajenos a su probable candidatura por MORENA, pero mientras esto sucede, la petición de investigación a las cuentas públicas del ex alcalde le han puesto un ingrediente adicional muy interesante a este proceso electoral que está iniciando, el que tiene que ser aclarado.
Por lo tanto, no creo que pase nada ni que se le instruya un proceso administrativo o legal a CCR, porque sería convertido en víctima y ello lo impulsaría aún más, o ¿Usted que piensa estimado lector?

-----------------------------
Hasta mañana

gastoneligiomonge@hotmail.com
gastoneligio@gmail.com
www.sincensura.mx
sincensura.informacion@gmail.com


Deja un comentario


Create Account



Log In Your Account