Author

Date
3 May 2018(05:01:01)




Imprimir

La UNICEF señala que el ambiente de aprendizaje está constituido por cuatro dimensiones: física, funcional, temporal y relacional, por lo cual las cuatro en conjunto son necesarias para un buen progreso a la hora de hacer la tarea, y establecer un espacio que este destinado para las actividades escolares con el mobiliario adecuado, cómodo, funcional y divertido, ayudará a los pequeños a centrar su concentración.

La hora del estudio se ha convertido en una ardua labor para los padres, que por lo regular, desconocen cómo lograr que los pequeños realicen todo por cuenta propia. Psicólogos, pedagogos y especialistas coinciden en la idea de que los niños realizan sus actividades escolares sólo por cumplir un requisito y no encuentran un valor educativo en ello. Los hijos deben tener en cuenta que hacer la tarea es una actividad que les ayudará a entender y repasar lo visto en clase, por lo que es necesario aplicar métodos que desarrollen en los pequeños el hábito para cumplir con todo y crear en ellos la cualidad del estudio y la responsabilidad.

Tener los hábitos adecuados de estudio y un espacio apropiado determinará en gran medida el éxito de los niños a la hora de realizar sus labores. Pero como cualquier rutina ésta requiere tiempo, esfuerzo, práctica y sobre todo el apoyo de los padres para lograrlo.

Establece un horario: Crear un buen hábito de estudio es básico, por lo que enseñarles la importancia de primero hacer la tarea, establecer un horario exclusivo y que al terminar podrán disfrutar del tiempo libre para jugar o desarrollar actividades extracurriculares.

Habilita un espacio: Cuando permitimos que los niños hagan sus deberes en la cama, o en la sala, podemos estar fomentando una gran distracción, por lo que definir un espacio apropiado para estudiar es clave. Escoge mobiliario que pueda ser funcional, como una mesa de altura variable, la cual le servirá para escribir, dibujar, y realizar un sinfín de actividades, así como una buena silla que de soporte a la espalda y que permita enfocar su atención.

Planifica los deberes escolares: Enséñalos a crear una lista de prioridades, esto ayudará a que los niños aprendan a organizarse para poder cumplir con lo solicitado por sus profesores. Revisa con ellos todo lo que tiene que hacer y planifiquen la realización de cada uno, ya que algunas veces habrá encargos que se pueden entregar posteriormente.

Evita distracciones: quita de su alrededor todo aquello que pueda generarle algún tipo de distracción, como el televisor, videojuegos, celulares o tabletas, esto con el principal objetivo de enseñarle que al terminar sus labores podrá dedicar su tiempo libre a jugar.

El objetivo de implementar estas pequeñas acciones es lograr que tus hijos realicen todas sus tareas sin que lo vean como una obligación, sino como una parte de su enseñanza, que con el paso del tiempo lo ayudarán a ser una persona más productiva.

Si además de adoptar estas recomendaciones, sumas una silla cómoda y un escritorio ad hoc, estarás armonizando el espacio en el que tus hijos hacen sus labores, y les darás un ambiente que lo estimule a cumplir con todos sus proyectos.

Fuente:
cronica.com.mx
Deja un comentario


Create Account



Log In Your Account