Author
Gastón Monge EnLíneaDIRECTA

Date
8 Jun 2018(17:29:39)




Imprimir

-No es motivo de alarma pero hay riesgos: CILA.

Nuevo Laredo, Tamaulipas.-La Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA) informó que debido a la derivación de agua de la presa Falcón, ubicada en el norte de Coahuila, los niveles del río Bravo aumentarán a un metro de profundidad, toda vez que sus compuertas se abrieron para dar paso a 80 metros cúbicos por segundo, informó el titular de este organismo, Agustín Boone.

Por ello es que a partir de este viernes y durante poco más de un mes, el nivel del río Bravo en el área de los dos puentes internacionales, será de un metro y no de los 55 centímetros habituales, ya que se extraerse 23 metros cúbicos de La Amistad, la derivación aumentó a 83.5 metros cúbicos, lo que incrementó el nivel o profundidad del río en el área mencionada.

Dijo que no es motivo de alarma para la población, ya que no se trata de una creciente importante, aunque comentó que debido a la derivación de agua de la presa, la corriente será cuatro veces más fuerte, por lo que recomendó a las personas no introducirse al cauce para evitar riesgos innecesarios.

Sin embargo, dijo que el agua derivada va a dar a la presa Falcón, de donde es extraída una importante cantidad de agua para el riego en la zona agrícola del bajo río, por lo que los niveles actuales de esta presa no serán afectados, ya que el agua que se gasta para el riego será repuesta con el agua derivada de La Amistad.

“Estamos en plena temporada de huracanes, y es probable que venga más lluvias fuertes y haya suficiente almacenamiento de agua, y no aunque no tenemos problemas de abasto de agua para la población, este año ha sido muy seco, pero debemos esperar las lluvias de la temporada para ver las condiciones en que quedarán las presas”, explicó.

Actualmente la presa La Amistad cuenta con un almacenamiento del 52 por ciento de su capacidad normal, mientras que la Falcón presenta un 22 por ciento aproximado, también de su capacidad total, ésta última con niveles muy bajos pero sin riesgos para un potencial desabasto.

“El agua ya es necesaria para los campos de la región, porque están muy secos y es necesaria una precipitación, ya que en mayo llovió 10 milímetros, cuando el promedio normal es de 72 milímetros, y ya casi iniciamos la temporada de verano con un clima seco y con altas temperaturas, lo que puede poner crítica la situación si no llueve, explicó el funcionario.
Deja un comentario


Create Account



Log In Your Account