Author

Date
3 Ago 2018(06:17:41)




Imprimir

A pesar de que el exterior de los dientes y muelas son sólidos y duros, lo cierto es que son piezas muy delicadas que se dañan fácilmente y cuando esto sucede provocan gran dolor.

Es rara la persona que pasa toda su vida sin padecer un dolor dental que puede ser causado por una infección, una fractura en los dientes, una corona o relleno dental mal ajustado, sensibilidad excesiva, caries, el rechinado de los dientes o por un absceso.

En general, el dolor de dientes es causado por la putrefacción dental o por un diente agrietado. Al quedar expuestos los tejidos entre y alrededor del diente y los nervios interiores, causan irritación e infección.

Varias son las causas:

Las caries son pequeños orificios que perforan los dientes y muelas, llegando hasta las partes internas de las piezas dentales. Estas se van formando por la acumulación de sarro, sustancia pegajosa formada por gérmenes y que con los ácidos que produce van destruyendo la capa superficial de los dientes llamada esmalte dental lo que ocasiona que el interior del diente se deteriore y como ahí están las terminaciones de nervios, esto provoca un dolor, que a veces es insoportable.

La pulpitis es la inflamación de la pulpa dental, la parte interior del diente que contiene vasos sanguíneos, nervios y células. Cuando las bacterias se introducen entre la pulpa, la infección causa además de dolor y puede causar daño permanente a un diente.

Cuando no se atiende a tiempo, la infección puede ocasionar un absceso, que es una infección que se desarrolla alrededor de la raíz del diente o en la base del hueso, provocando una periodontitis periradicular aguda.

El dolor también puede ocasionarse cuando las restauraciones, coronas o empastes dentales están mal ajustados.

Otras causas de dolor en los dientes pueden ser por el rechinado de los dientes. Es común sentir un poco de dolor después de recibir un tratamiento dental, tal como un conducto radicular o extracción, que raramente puede causar un dolor extremo cuando el coágulo que se forma se desaloja prematuramente, lo cual es una condición conocida como alveolitis.

La sensibilidad al calor o al frío son señales de la existencia de grietas en los dientes y de bacterias presentes dentro del diente es la producción de gas.

El dolor causado por cualquier motivo en los dientes, es muy desesperante y mientras se acude al dentista, quien lo padece es capaz de ingerir diversos medicamentos analgésicos o antiinflamatorios.

Fuente:
cronica.com.mx
Deja un comentario


Create Account



Log In Your Account