Author
Gastón Monge EnLíneaDIRECTA

Date
12 Sep 2018(20:12:00)




Imprimir

-Hay filtraciones de agua por todos lados.

Nuevo Laredo, Tamaulipas.-Las recientes lluvias sacaron a relucir en el hospital general de esta ciudad unas instalaciones deprimentes e inadecuadas para brindar atención a las personas, debido a que en casi todas sus áreas el agua penetró y convirtió las salas de urgencias, encamados y laboratorio en focos de infección que las autoridades de la Secretaría de Salud de Tamaulipas no han querido atender.

“El hospital se está cayendo a pedazos”, dijo Luis Alberto Zúñiga Bernal, secretario general del sindicato de trabajadores en ese hospital, quien manifestó su descontento debido a que desde la tormenta del 26 de septiembre del año pasado, cuando este hospital se inundó y dejo entrever la imperiosa necesidad de invertirle recursos, no ha sido atendido.

Dijo el sindicalista que esto ya se veía venir, por lo que avisaron con tiempo a las autoridades estatales para que le invirtieran recursos, “pero vimos que la constructora nos mandaron hizo un pésimo trabajo, y solo le dieron una manita de gato, porque quitaron el granito y hay más goteras que antes”, señaló.

Y es que los plafones de todas las áreas del hospital se están cayendo debido a la gran cantidad de goteras que surgieron con la lluvia del fin de semana, y las hay tanto en hospitalización, USIM, urgencias y urgencias, como en las salas de espera de los consultorios.

Pero la principal preocupación para el cuerpo de médicos, enfermeras y personal de hospital, son los pacientes, los que reciben una mala atención porque en todos lados hay filtraciones de agua que son molestia constante cuando acuden a un consultorio.

Ante esta situación tan deprimente, dijo Zúñiga que ya se le hizo saber de la situación en el hospital al subsecretario de salud en Tamaulipas, Mario Cantú Salinas, para que intervenga, ya que este hospital no puede funcionar bajo esas condiciones.

Dijo que a pesar de que el miércoles no llovió, las goteras siguieron vertiendo agua por todos lados, y lo peor es que, de acuerdo a Zúñiga, el director del nosocomio no se ha presentado a trabajar desde el fin de semana, no ha dado respuesta a las peticiones de los trabajadores para solucionar el problema.

Hizo un llamado urgente a las autoridades estatales para que intervengan y hagan las reparaciones necesarias, por lo que están en espera de instrucciones para reducir las jornadas laborales como medida de presión, ya que las condiciones actuales obligan a reducir las consultas a la población, además de que el área de maternal está cerrada porque los bebés fueron enviados al hospital materno infantil junto con sus madres, para recibir atención médica.
“En otras áreas de hospitalización ya no es posible tener pacientes, porque están convertidos en focos de infección y e mucho riesgo, ya que hay muchas filtraciones y el agua sale por las lámparas y en donde hay electricidad, y eso pone en riesgo a los pacientes y al personal del hospital.”, explicó.

Testimonios

Durante un breve recorrido por algunas áreas del hospital, se comprobó la versión del secretario general, y en todas las áreas hay filtraciones de agua.

Al entrevistar a algunas personas sobre las condiciones del hospital: Fila Almanza dijo que el hospital está en muy malas condiciones, y que se ve que no le han dado mantenimiento.

“Somos los más afectados, y mire adonde estamos, y al rato nos van a mandar a otro espacio”, dijo la mujer que esperaba cita casi en la puerta de salida, ya que el área de los consultorios está cerrada debido a la gran cantidad de agua que se filtra desde los techos.

Otra mujer de nombre Anselma, comentó que los pacientes corren riesgo de un accidente en el interior del hospital, y que bajo esas condiciones está convertido en un foco de infección para los hospitalizados, ya que el instrumental médico se contamina al contacto con el agua que escurre de los techos y las paredes.

Deja un comentario


Create Account



Log In Your Account