Author
En Voz Alta Gastón Monge

Date
9 Oct 2018(08:53:38)




Imprimir


¿Pero a qué viene?

Mucho se ha especulado sobre el papel que tendrá José Ramón Gómez Leal, futuro coordinador de Andrés Manuel López Obrador en Tamaulipas. Que si será un delegado federal disfrazado, que si será quien mande en la entidad, que si estará al pendiente de que las participaciones y los recursos federales sean bien aplicados, y una serie de cosas que se han mencionado, que hasta el momento no se sabe a ciencia cierto que es lo que hará este ya controvertido personaje.
Pero lo que sí sabemos es que anda visitando los municipios más importantes de Tamaulipas, para empaparse bien de lo político y de lo financiero, para que una vez que tome el cargo oficial de coordinador de AMLO, no le vayan a sorprender y le den una novatada.
Por lo pronto estará el jueves en Nuevo Laredo, y tendrá una serie de reuniones con personajes de su partido, MORENA, para ver lo relacionado a la incipiente estructura de este partido, ver prospectos para que lo dirijan, y sobre todo, fortalecerlo con militantes de otros partidos, sobre todo del PRI, y que tengan posibilidades para figurar y ganar en las elecciones del próximo año, cuando se renueve el Congreso local.
Una de sus visitas será en el Consejo de Instituciones, organismo privado en donde dará a conocer su plan de trabajo, sus objetivos y derroteros, así como la forma en que MORENA piensa afianzar su presencia política.
Dada la envergadura e importancia de esta visita, y debido a que el JR aún es nada porque AMLO no es presidente de la República todavía, no creo que ofrezca alguna declaración oficial, solo especulaciones.
De tal modo, es posible que las reuniones sean privadas y no haya acceso a la prensa, por eso de las preguntas incómodas y por aquello de que pueda hablar de más y se le caiga ese nombramiento, pero esperemos hasta el jueves y saber si se nos dejará pasar a la reunión para cuestionar a este personaje.
Y para seguir con el caso de MORENA, mucho silencio existe al interior del partido, ya que no se ha sabido absolutamente nada en esta ciudad sobre los proyectos o planes que se tengan con relación al proceso electoral del 2019, y tal vez se deba a que para nadie es un secreto que el partido se encuentra seriamente dividido en tres fracciones políticas, que surgieron durante la campaña de este año.
Una de las fracciones la dirige el coordinador local Gastón Herrera, a quien se le ha visto muy poco y no da declaraciones a la prensa. Con el argumento de que no hubo dinero para la campaña, no participó en ella y dejó en el abandono tanto al candidato para alcalde, Ramón Garza Barrios y al candidato a diputado federal, Heriberto De Andar.
Otro grupo o fracción la dirigen Estuardo Álvarez, Óscar Alarcón y un grupo de morenistas inconformes con la forma en que Herrera dirigió al partido, por lo que tampoco participaron en la campaña de este año.
Y el tercer grupo o fracción es dirigida por el ex alcalde por el PRI y candidato a alcalde por MOIRENA, Ramón Garza Barrios, quien pese que hizo una estupenda campaña, no le alcanzó ni la gente, ni el dinero, ni los apoyos para haber tenido posibilidades de triunfo, y se quedó rezagado pese a las impugnaciones presentadas ante las autoridades electorales.
A Ramón se le ven muchas posibilidades de que refunda y dirija el partido, ya que cuenta con la experiencia, el apoyo de amigos, y simpatía de algunos sectores de la sociedad como lo que queda en el PRI, por lo que no sería extraño ver en este partido, una vez que AMLO asuma el poder federal, a muchos priistas amigos de Ramón, que se enrolen en las filas de MORENA para militar y buscar posiciones políticas.
Es cuestión de tiempo, y debido a que el tiempo ya es corto, es probable que poco a poco veamos insertarse en las filas de este partido a muchos personajes conocidos que militaban en el casi extinto PRI.

------------------------------
Y mientras eso ocurre en MORENA, en el PAN ya andan alborotados algunos personajes que quieren seguir viviendo del presupuesto oficial, por lo que están haciendo algunos movimientos dentro de la administración municipal, para figurar en puestos clave y seguir vigentes.
Uno de ellos es la flamante nueva secretaria de obras públicas, Imelda Sanmiguel, una arquitecta de escasa experiencia laboral y poca capacidad política, pero de mucha ambición de poder, ya que desde ese importante cargo se moverá para buscar la candidatura a una de las tres diputaciones locales que estarán en juego en junio del 2019.
Carmen Lilia Canturosas es otro prospecto para una diputación, y aunque su papel como regidora del PAN en la anterior administración municipal fue modesto, se le ven intenciones de figurar en ese plano de la política.
Un personaje más gris que un cielo nublado es el también ex regidor del PAN y ex militante del PRI, Fredy Guarneros, quien ya dio a conocer de manera pública sus aviesas intenciones de ser candidato a diputado, pero no solo eso, sino que está dispuesto a hacer un berrinche estilo ‘quico’ del ‘chavo del 8’, si en el PAN no le dan la oportunidad.
Pero dice este oportunista mediocre que si el PAN no lo toma en cuenta se va a MORENA, como si en ese partido estarán dispuestos a recoger todo lo que no sirva de otros partidos, pero veremos qué es lo que dicen porque lo seguro es que a este individuo no lo tomarán en cuenta para ese cargo.
Otros personajes a quienes la ambición y la comodidad de vivir del presupuesto sin trabajar los mueve, son los actuales diputados del PAN, Carlos De Anda y Brenda Cárdenas, buenos para nada porque nada han hecho por esta ciudad ni por Tamaulipas. Ellos quieren reelegirse como si algo bueno hubieran hecho hasta el momento.
A quien se le ven posibilidades no de repetir en el cargo sino de ser candidato a la alcaldía en tres años es al actual diputado del PAN y presidente de la Junta de Coordinación Política en el Congreso, Glafiro Salinas. Ha trabajado bien y ha aprovechado las coyunturas políticas para crecer, veremos que puede hacer para seguir escalando peldaños políticos.
En el PRI francamente las cosas andan tan mal que apenas se pagó el abultado recibo de la CFE, porque sus instalaciones duraron mucho tiempo sin energía eléctrica, aunque ya nadie se para por ese partido, ni su dirigente Carlos Resendiz, quien siempre anda en la ciudad de México o en ciudad Victoria, y dicen que se reúne con el nefasto dirigente estatal, Sergio Guajardo, a quien le vemos ya poco tiempo para que lo corran, y tome su lugar alguien de más valor y amor a esa desteñida camiseta.
Dicen las malas lenguas que la derrotada de Yahleel Abdalá será la próxima dirigente del PRI local. ¿Será? Veremos si es cierto, y si se la dan, tendrá la oportunidad de reivindicarse con los legionarios de este partido, y hacer bien las cosas, aunque no creo que acepte esta tarea de dirigir un partido muerto, ya que requiere de mucho dinero, y ella no estará dispuesta a donarlo, así como no lo donan aquellos priistas que este partido encumbró y que ahora le dan la espalda porque no quieren aportarle dinero.
¿Habrá un priistas en esta ciudad que realmente quiera a su partido? ¿Alguien que lo saque del fondo y que reclute verdaderos priistas que le tengan amor a la camiseta?

Deja un comentario


Create Account



Log In Your Account