Author

Date
10 Nov 2018(13:00:02)




Imprimir

Los niños hacen travesuras, eso es normal, lo que no lo es es que una de ellas involucre a la policía y ponga en riesgo la vida de gente ajena.

Recientemente se dio a conocer que en la ciudad de Cleveland, Ohio, un niño de 11 años protagonizó una persecución policial luego de que se molestara porque su madre le quitó el PlayStation.

De acuerdo con información de medios locales, el incidente ocurrió la noche del pasado domingo, cuando tras una discusión el menor tomó las llaves del auto y arrancó.

Cuando se encontraba en una calle, un policía lo notó al volante y se acercó para ver si necesitaba ayuda, pero el niño en lugar de frenar aceleró; ahí inició la persecución.

Durante su huida llegó a alcanzar velocidades superiores a los 140 kilómetros por hora, incluso por minutos los oficiales lo perdieron de vista.

Todo terminó cuando el vehículo volcó al estrellarse contra un camión estacionado.

Afortunadamente, el pequeño sobrevivió y sólo terminó con un par de moretones.

Increíblemente, no es la primera vez que el pequeño inicia una persecución. En octubre del 2017 también tomó el vehículo de sus padres y salió a la carretera, llegando a alcanzar velocidades de hasta 160 km/h.

Fuente:
excelsior.com.mx
Deja un comentario


Create Account



Log In Your Account