Author

Date
16 Dic 2018(04:36:29)




Imprimir

Como bien sabes, en ocasiones los crímenes no se resuelven hasta años después, como por ejemplo, el caso de Jerry 'Mike' Williams.

De acuerdo con información de medios locales, el hombre salió de su casa para cazar patos en el lago Seminole, en Florida, el 16 de diciembre del año 2000 y nunca más se volvió a saber de él.

Todos estos años se creyó que había sido devorado por caimanes, sin embargo, el pasado martes la historia dio un giro inesperado cuando su 'amigo' Brian Winchester confesó que lo mató de un disparo en la cara y que la cómplice fue Denise, la viuda.

El objetivo del macabro plan era cobrar la póliza de seguro equivalentes a 1,75 millones de dólares.

La verdadera historia se mantuvo oculta durante 18 años, hasta que el asesino rompió el pacto de silencio y detalló ante la Justicia que la viuda de Williams estaba al tanto del plan. Aquella noche de diciembre del 2000, él lo empujó del bote en el que estaban, pero Mike logró nadar y aferrarse a un árbol, momento en que lo mató de un disparo en la cabeza.

Cuando le disparé estaba oscuro y hubo un destello brillante. Tenía que hacerlo, no tenía opción", declaró.

Después de que Williams no volviera, sus allegados pasaron horas buscándolo, junto a las autoridades. Sin embargo, sólo encontraron su bote, su Ford Bronco, su licencia para cazar y su chaqueta, por lo que creyeron que había sido devorado por los caimanes.

Tras el crimen, el hombre se llevó el cuerpo, lo ocultó en su camioneta Chevrolet Suburban, compró una pala y pesas para unirlas al cuerpo y lo dejó sumergirse en una ciénaga, en la zona del lago Carr.

Fuente:
excelsior.com.mx
Deja un comentario


Create Account



Log In Your Account