La ciencia ha propuesto un nuevo modo de la impresión 3D: en vez de crear un objeto entero capa por capa, se puede imprimirlo completamente desde el principio. El denominado 'replicador' ―llamado así en homenaje a las máquinas de la saga 'Star Trek' que pueden materializar cualquier objeto inanimado― permite crear prototipos de objetos pequeños proyectando la luz en la resina que se solidifica.

El dispositivo fue descrito en la revista Science el 31 de enero y funciona como la tomografía computarizada pero al revés: con un modelo computarizado de un objeto en 3D, los científicos calcularon su aspecto desde muchos ángulos diferentes y pusieron las imágenes obtenidas en 2D de los 360 grados del objeto en un proyector de diapositivas, que las proyectó en un contenedor cilíndrico lleno de acrilato, un tipo de resina sintética.

Durante la proyección de las imágenes, el cilindro se rotaba bajo ángulos correspondientes. La resina absorbió los fotones y el acrilato se polimerizó: las moléculas de la resina se juntaron en cadenas para formar plástico sólido.

Para imprimir de esta manera un objeto de pocos centímetros, se tarda un par de minutos. Los investigadores recrearon un prototipo de la escultura 'El Pensador' de Auguste Rodin de varios centímetros de altura.

Joseph DeSimone, químico de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill (EE.UU.), comentó a Nature que "es un avance emocionante para crear prototipos de partes bastante pequeñas y transparentes". Según los científicos, el 'replicador' podría ser utilizado para la creación de componentes médicos, es más flexible que la impresión 3D convencional, y además permite obtener superficies más lisas, lo que sería útil a la hora de fabricar componentes ópticos.

Fuente:
RT.com

Deja un comentario


Create Account



Log In Your Account