Author

Date
30 Mar 2019(13:32:29)




Imprimir

Una de las etapas en la vida de las mujeres que trae cambios radicales es, sin duda, la menopausia, un proceso biológico natural que marca el final de los ciclos menstruales lo cual para algunas puede generar una sensación de “alivio” --al ya no pasar por las vicisitudes que implica--, pero para otras resulta difícil por los cambios físicos que conlleva.

Imelda Hernández, especialista en Ginecología Endocrina y Menopausia, explicó que “este periodo es una fase del envejecimiento durante el cual la mujer pasa del estado reproductivo al no reproductivo y la edad promedio en la que se presenta es alrededor de los 49 años”.

La menopausia se produce porque los ovarios de la mujer dejan de producir las hormonas estrógeno y progesterona. Una mujer llega a la menopausia cuando no tiene un período menstrual durante un año. Los cambios y los síntomas pueden empezar varios años antes.

incluso el desarrollo de osteoporosis, puntualizó la doctora Hernández Marín.

En conferencia de prensa, el doctor Juan de Dios Maldonado, Presidente de la Federación Mexicana de Colegios de Obstetricia y Ginecología, A.C., dictó la ponencia llamada “La Mujer Invisible” en la que resaltó que, a pesar del estigma equivocado que se tiene sobre dicha etapa, cada mujer lo vive de manera diferente.

“No debe verse como un final sino como un nuevo comienzo. Actualmente la esperanza de vida de las mujeres ha aumentado hasta llegar a los 78 años, lo que nos muestra que después de la menopausia queda aproximadamente un cuarto de vida para disfrutar de un envejecimiento pleno”, agregó.

Cabe mencionar que para el año 2035, una de cada tres mujeres mexicanas estará en etapa de climaterio o menopausia, con una expectativa de vida de 83 años, por ello es fundamental mantener un buen estilo de vida con la práctica de actividad física aeróbica, una dieta adecuada y balanceada, evitar el aumento de peso, no consumir tabaco ni cafeína o alcohol excesivamente, lo cual ayudará a disminuir el estrés, pero también hablar de cómo se siente con familiares y amigos al tiempo de reservarse tiempo y espacios personales.

"Otro punto importante a considerar son las consultas regulares con el médico para el cuidado preventivo. Se debe conocer el estado de salud especialmente durante y después de la menopausia, ya sea que se tengan o no molestias para evitar que pase inadvertido algún problema de salud”, enfatizó el doctor Maldonado Alvarado, también especialista en el tratamiento de la menopausia.

Y es que si bien la menopausia no es considerada una enfermedad, existen terapias hormonales que ayudan a aliviar las molestias referidas. Generalmente se utilizan estrógenos tomados o inyectados, aunque la tendencia actual es la aplicación tópica, ya que ofrece mayores ventajas como una rápida absorción, niveles de fármaco estables, no causa irritación, no deja marca y permite individualizar la dosis.

Dicha terapia transdérmica tiene beneficios como el control de los síntomas vasomotores (disminución en frecuencia y severidad, bochornos, taquicardia y sudor nocturno), mejora el estado de ánimo, mejora la función sexual (lubricación), y controla los síntomas urogenitales (dificultad o dolor para orinar y atrofia vaginal).

Si bien las terapias hormonales ayudan al control de la menopausia, no siempre se requiere del tratamiento, por ello es de suma importancia que las mujeres acudan a su médico para encontrar la mejor opción que les ayude a enfrentar esta etapa normal del envejecimiento de una manera eficaz, concluyeron los especialistas.

Fuente:
cronica.com.mx
Deja un comentario


Create Account



Log In Your Account