Author
Juanita del Ángel EnLíneaDIRECTA

Date
16 Abr 2019(15:25:21)




Imprimir

-Pidió también orar por los sacerdotes que hoy renovaron sus votos, así como también a los feligreses los exhortó a que denuncien si alguno de ellos anda en malos pasos



Tampico, Tamaulipas.-Al presidir la Misa Crismal, el obispo auxiliar de Monterrey, Juan Armando Pérez Talamantes pidió a los fieles católicos unirse en oración por los franceses que pasan por momentos difíciles con el incendio de la catedral de Notre Dame registrado ayer, por los sacerdotes que hoy renovaron sus votos y para que no anden en malos pasos y de hacerlo los denuncien.

Monseñor misionero en Tampico durante esta Semana Santa, quien presidió la misa en representación del Arzobispo Rogelio Cabrera, dijo que esta Semana Santa se unen al corazón misiricordioso del señor Jesús al celebrar los minsterios pascuales.

"En esta eucarístia asistimos ante la cruz del señor Jesús para renovar nuestros votos sacerdotales, para nosotros los sacerdotes es algo maravilloso que toque el corazón y la vida, toca la fe y la esperanza. Gracias a todo el pueblo que nos acompaña en esta celebración como el Santo Padre Francisco nos ha pedido hoy son esos momentos en la Iglesia en donde meditamos estar unidos en la oración sacerdotes y pueblo, y los sacerdotes con el pueblo, para responder al señor Jesús en estos tiempos con los propios desafíos ante la Cruz del señor Jesús".

Pidió una oración por las personas más necesitadas y los dolientes.

"Nos unimos a nuestros hermanos franceses que viven una situación ahorita también del corazón, que el señor les duplique la fe, pero de manera especial pidamos por todos los sacerdotes con el sufrimiento en el corazón por diversas circunstancias, enfermos, le pedimos al señor que nos fortalezca mucho a todo el pueblo para poder apoyarlo mutuamente y dar testimonio de fe, pongamos entonces en el altar nuestros corazones".

Al referirse al incendio de la Catedral de Notre Dame, dijo que es un dolor para el pueblo de Francia y para toda la Humanidad. "Desde la fe a nosotros nos duele mucho y hablando de toda la humanidad es la historia, el arte, la riqueza de la humanidad que hay en esa catedral, en catedrales como la nuestra y que se queme la historia del pueblo eso duele mucho, gracias a Dios que no hubo víctimas mortales, no hubo personas que fallecieron".

Sin embargo, expresó que es una gran tristeza que se haya incendiado esa catedral en París, pero no duda que Dios fortalecerá al pueblo frances. "Y ojalá que de aquí les surja una gran fe".

"Al parecer todos los tesoros que estaban ahí se salvaron, la corona de espinas, y dentro de la magnitud si se considera como un milagro, se conservó tanbién la imagen de nuestra señora de París, los tallados alrededor del altar".

No descartó que tras este hecho se aproveche para revisar las instalaciones dela catedral de Tampico, parroquias e iglsias."Hay que reconocer que en Monterrey nos piden que estemos al pendiente de las instalaciones de las iglesias sobre todo cuando hay mucha madera y el arzobispo Rogelio o quien llegue aquí dará esa instrucción de estar al pendiente de las instalaciones".

En cuanto a la solicitud a los fieles de que denuncien malos actos de sacerdotes en caso de presentarse, señaló que el Santo Padre ha sido muy claro pues desde su fe necesitan la oración del pueblo para cumplir bien su vocación.

"Pero también es importante cuando el pueblo vea a un sacerdote que tenga una conducta, aunque no sea delictiva ilegal, sino una conducta queno esta bien, que se acerquen porque hay que decirles aguas con esto o con lo otro hay que corregirse, lo necesitamos para estar conscientes y dar respuesta".

Dijo que en diversos momentos de la historia, hay momentos en que el pueblo les pide ser más coherentes con ese evangelio y ahorita están enfrentando algo así por lo que hay que reconocer sus dificultades.

"Siempre estaremos en el ojo del huracan, pero siempre estaremos ante Dios".

La misa tuvo una duración de más de hora y media en donde los 114 sacerdotes renovaron sus votos y se hizo la bendición de los santos oléos, de los enfermos y catecumenos, y la consagración del Crisma.
Deja un comentario


Create Account



Log In Your Account