Author
Entre Nos Carlos David Santamaría Ochoa

Date
14 May 2019(15:52:14)


Imprimir

Es increíble el número de fallecimientos que se presentan en nuestro país y que están relacionados con enfermedades cardiovasculares: muchos de los que tienen este tipo de problemas nunca sospecharon que el corazón fallaba y por ende, no tomaron las medidas necesarias.

Viene a nuestra mente el infarto sufrido por Iker Casillas, uno de los más grandes porteros que ha habido en el mundo y todos los tiempos: menos de 40 años y obstrucción de válvulas cardiovasculares. Afortunadamente, vive para contarlo como muchos que llegan oportunamente a una unidad médica ero hay cientos que no alcanzan a salvarse, según dicta la estadística que marca que hay unas 100 mil muertes por este concepto en México cada año, cifra que bien podría disminuirse de tomarse en serio el padecimiento.

Un especialista cardiovascular señala que un seis por ciento en México tiene ya detectado un infarto o un evento vascular cerebral, y muchos de ellos sufren infartos fulminantes que son impredecibles y nada tienen que ver con edad determinada u otros estados de salud: son tan difíciles de conjurar, que lo mejor es tomar las medidas de prevención que recomienda el Sector Salud, y tratar, en primera instancia, de tener una existencia tranquila y sana, que son las premias para evitar casi todas las enfermedades.

Dice Xavier Escudero que una tercera parte de los mexicanos muere por aspectos cardiovasculares, y el impacto es similar en mujeres que en hombres: no distingue sexo.

Entre los aspectos que más daño hacen y propician eventos de esta naturaleza, Escudero señala el exceso de colesterol, en un país donde la comida tiene mucho que ver.

Se debe considerar revisiones médicas periódicas para determinar los riesgos de sufrir un infarto, y tomar las medidas necesarias. Dejar a un lado el hecho de que somos muy fuertes o muy valientes, y considerar las medidas promedio para gente de nuestra edad, pero haciendo énfasis en enseñar a nuestros hijos y los que vienen después, que la medicina preventiva es la mejor de todas las armas, y que realmente evita incapacidades y fallecimientos.

Destaca el cardiólogo que el colesterol es necesario; recordemos que hay dos tipos de éste en el organismo y tienen funciones específicas, y como suele suceder, los manejos inadecuados de aspectos del organismo nos llevan a padecer problemas que luego son inalcanzables y nos revientan en un muy grave problema de salud.

Y destacó que hay aspectos que se pueden modificar para evitar problemas cardiovasculares: hipertensión, tabaquismo, diabetes y otros más, relacionados con el guardar un peso balanceado y comer saludablemente.

Todos sabemos que una buena alimentación, balanceada y justa nos permite solventar muchos problemas de salud, y podemos garantizarnos una vida con mucha más calidad. Es necesario buscar quien nos apoye y nos permita tener un buen menú y también, que es tan importante como lo anterior, el practicar ejercicio de acuerdo con nuestra edad, esfuerzo, actividades y estado general personal.

Dejemos de sentirnos atletas de alto rendimiento, súper héroes o algo por el estilo: ubiquemos nuestra realidad y trabajemos con el organismo en relación con lo que somos realmente y no lo que quisiéramos ser.

Hay que entender que el ejercicio con una alimentación adecuada son las mejores dos llaves que podemos manejar en el organismo, porque le damos a éste nutrientes necesarios y adecuados, y permitimos que se aprovechen de la mejor manea posible.

Si no tenemos la información, es natural entender que nos falta aprender, pero para ello hay clínicas y médicos en el Sector Salud que nos pueden ayudar a mejorar nuestro estado de vida.

Llegó la hora de cuidarnos, y esa inicia precisamente en este momento: no dejemos para después algo que puede ser de consecuencias poco deseables: hagamos ya la tarea sanitaria.

Comentarios: columna.entre.nos@gmail.com
Deja un comentario


Create Account



Log In Your Account