Author
Juanita del Ángel EnLíneaDIRECTA

Date
21 May 2019(22:30:23)




Imprimir

Tampico, Tamaulipas.-Cientos de tampiqueños acompañaron esta tarde al alcalde Jesús Nader y su esposa Aida Feres de Nader, a darle el último adiós a su hija Aida Nader Feres, en una misa que se realizó en la Catedral de esta ciudad, la cual estuvo a cargo del Padre Gustavo Solís y Monseñor Elías Gómez.

Fue 4 minutos antes de las 6 de la tarde cuando llegó el presidente municipal y la señora Aida Feres a la iglesia, en donde fue acompañado por Adrián Oseguera Kernio presidente municipal de Ciudad Madero y la alcaldesa de Altamira, Alma Laura Amparán Cruz, así como la alcaldesa de Reynosa, Maki Ortiz; el secretario de Turismo estatal, Fernando Olviera Rocha, entre otras autoridades estatales, políticos y empresarios, así como ciudadanos.

En la misa el padre Gustavo Solís dijo que Aida Nader Feres está Iiuminada por la resurrección de Cristo para renovar nuestra fe en la vida eterna en la que ella tanto creyó y una celebración eucarística siempre está llena de afecto.

"Y a llenarnos del amor de Dios venimos a expresar nuestro afecto, ayuda a su familia, a sentirnos todavía cercanos a ella, recordando también de este modo un artículo de nuestro credo: creo en la comunión de los santos, en la resurrección de los muertos, en la vida eterna y la comunión de los santos, hay un estrecho vínculo entre nosotros los que aún caminamos en esta tierra y a ella y a los numerosos hermanos y hermanas que ya han alcanzado la eternidad en esta mirada de fe queremos conservar su experiencia de vida y ahora que se agolpan los recuerdos descubrimos cómo vivió, qué amo, a qué temió, qué espero, qué detesto".

Hizo referencia que ante el misterio de la muerte todos, incluso inconscientemente buscamos algo que nos invite a esperar, un signo que nos proporcione consuelo que habrá algún horizonte que ofrezca también un futuro.

"El camino de la muerte es en realidad un camino marcado por la esperanza de eternidad, nosotros como seres humanos nunca nos hemos resignado a creer que más allá de la muerte no existe simplemente la nada y nosotros un sentido de rechazo pues no podemos aceptar que todo lo bello y grande realizado durante toda una vida se borra improvisamente, que caiga en el abismo de la nada sobretodo sentimos que el amor de Aída entre su familia requiere y pide eternidad".

Dijo que con la oración se le abraza a ella y a su familia, con la firme convicción de que estos gestos no queden sin efecto delante de Dios que pueda reconocer una gran esperanza en la muerte.

Destacó que fue una gran esposa, una gran amiga, una gran hermana, que seguramente tuvo quien le predicara y de manera especial sus padres que le enseñaron amar y que también la amaron al extremo que le predicaron a Dios e hicieron de ella una gran hija, siempre obediente, siempre estudiosa, siempre servicial siempre alegre, siempre llena de luz y llena de esperanza con firmes convicciones defendiendo su fe y haciendo valer todo lo que ella había aprendido de Dios a través de sus padres, a través de su familia.

Por ello, pidió al espíritu santo que venga y consuele a su esposo, que la hizo feliz, que ha cumplido su alianza de amor, que siempre la vio como un gran regalo de Dios, que consuela a sus hijos quienes tendrán la oportunidad de conservar esa hermosa luz que ella recibió de Dios y que depositó en ellos para que lo amarán, se amarán entre ellos y a todos los que compartan la vida con ellos.

En su emotivo mensaje de agradecimiento a quienes lo acompañaron, con un lleno total en la iglesia, más los ciudadanos que estaban afuera, el alcalde expresó que Aida es una gran hija, una gran hermana, gran esposa, gran madre y gran amiga, siento que tus muchas cualidades y virtudes están en ti, la generosidad, sencillez, humildad, espíritu de servicio y un gran corazón, cuidar de tus hijos, mis nietos, fue tu mayor pasión y alegría, siempre fuiste y serás la balanza y estabilidad total, absoluta de toda nuestra familia".

"Si me quiebró al hablar es porque parte de mi corazón también lo está. Nos haz dejado un gran legado 3 semillitas, Abraham, Andrés y Aideita, tus hijos, mis hermosos nietos de amor y de deseo de caminar en esta vida que tú le regalaste y que nosotros trataremos de hacerlo igual de extraordinario como tú lo hiciste con ellos, has dejado en cada persona que te conoció un pedacito de ti, siempre te llevaré dentro de mi corazón, estás mejor que todos nosotros, pero su legado perdura por siempre. Muchas gracias a todos que Dios los bendiga".

Conmovidos todos, le brindaron un aplauso como último adiós a Aida Nader Feres, en esta misa que duró una hora.
Deja un comentario


Create Account



Log In Your Account