Author
Juanita del Ángel EnLíneaDIRECTA

Date
19 Jun 2019(22:34:59)




Imprimir

-Descartan alerta.

Tampico, Tamaulipas.-Autoridades de la Secretaría de Salud de Tamaulipas confirmaron esta noche que de 8 bebés que resultaron positivos a la bacteria llamada acinetobacter baumannii, tres fallecieron y 5 luchan por su vida, pero descartaron que haya alerta.

Lo anterior luego de que una madre de familia denunció ayer que su bebé había muerto a causa de una bacteria en ese nosocomio y hoy señaló que no era el único, que por lo menos eran 9.

En rueda de prensa ofrecida esta noche en la Sala de Juntas del Hospital General Dr. Carlos Canseco, el doctor Mario Cantú Salinas, Secretario de Atención Médica, el Doctor Daniel Carmona, Encargado del Despacho de la Dirección de Epidemiología de la Secretaría de Salud y el Director de este nosocomio, Luis Antonio Núñez García, dio el pésame a la madre que perdió a su hijo y expresó que gracias a Dios el personal le salvó la vida a su hermano.

Informó que la bacteria mencionada fue encontrada en la unidad intensiva de adultos y de niños.

“Tenemos hemocultivos de acinectobacter baumannii en 8 pacientes y no todos fallecieron, estamos haciendo el estimado del último trimestre alrededor de 3, pero el resto ha corrido con bien; tenemos otros pacientes que tienen algunos otros bichos identificados”.

Refirió que a partir del 21 de mayo se empezaron a registrar estos hechos, y de los 8 pacientes con la bacteria, los 5 restantes están internados en ese nosocomio y están batallando con ellos. “Nuestros doctores y enfermeras están trabajando duramente con ellos”.

Corroboró que sí existe la bacteria en este nosocomio, tres fallecieron, pero descartó que sea un riesgo que se atienda una mujer embarazada en este momento en el Canseco, porque cuenta con todas las calificaciones y acreditaciones para la atención con callidad.

Manifestó que para todo esto tienen una respuesta, ya que en algunos de los casos los pacientes no reaccionan a los medicamentos como esperaban, precisamente por las condiciones, es decir, de enfermedades asociadas, el bajo peso de los niños, los bebés prematuros de 24 semanas de gestación, y todo eso les agrava la morbimortalidad.

En estos casos, señaló que la permanencia de los recién nacidos en la Unidad de Cuidados Intensivos es de alrededor de 60 a 65 días y algunos 80 días, siendo este un camino muy azaroso para los bebés y la razón de estar en terapia es porque no están en condiciones de estar en el cunero, porque si estuvieran sanos estarían en cuneros.

Explicó que la mencionada bacteria es un patógeno que existe en las manos de la mayoría de la gente, y en las superficies; sin embargo, no produce enfermedad porque no tienen la inmunosupresión que tienen los bebitos que están en la UCIN, por eso los resguardan ahí porque necesitan un cuidado especial.

Hizo mención que a veces los familiares que van a ver a sus pacientes se molestan por las medidas de prevención que tienen en esos lugares, pero es precisamente por eso.

Dijo respetar el dolor de la madre que perdió a su bebé, que dijo que no tenían ni jabón para lavarse las manos, pues aseguró que tienen los insumos pertinentes e incuso mejores, cuentan con mejores instalaciones, más que en los particulares que hay en la zona sur de Tamaulipas.

Sobre el ingreso de 30 o 40 personas a cuneros porque los trabajadores están en elecciones, dijo que sí, pero que no entraron a las áreas restringidas, eso sencillamente se les indica que eso no es posible y la mayor parte respetan.

En el resto de los bebés, señaló que las muertes fueron por diferentes causas, ajenas al hospital, pero aseguró que se seguirán investigando estos casos para encontrar las medidas pertinentes, ya que en el país se han presentado este tipo de episodios en diferentes partes, en Jalisco, Sinaloa, Tabasco, y en el D.F., en éste último tienen cerrados actualmente dos unidades de terapia intensiva.

“Los pacientes están en riesgo y por eso están en la UCIN y los riesgos aumentan en cuanto al peso del paciente, a las semanas de gestación y mientras más se alarga su estancia aumentan los riesgos potenciales”.

Manifestó que el reporte epidemiológico que hacen a la Federación es muy estricto, por eso avalo la honestidad de las neonatologas, doctoras y enfermeras.

“Decir que no vamos a implementar medidas extraordinarias sería un error, la Secretaria de Salud y el Gobernador nos instruyó a que hiciéramos lo que tenemos que hacer, la sanitización se realizaron por una empresa privada y la semana que entra tendremos otra empresa privada que va a hacer el reforzamiento de estas acciones de sanitizacón, nunca estamos satisfechos por las medidas de contención y siempre estamos abogando por la capacitación del personal y buscando la manera de reforzar las acciones de contención y nos pidió al doctor Horacio García Rojas y a un servidor que viniéramos a reforzar las acciones”.

Refirió que la Secretaría de Salud Federal acudió hace 6 meses a inspeccionarlos, pero están listos para pasar cualquier revisión.

Por su parte, el doctor Carmona dijo que para contrarrestar esta bacteria tienen protocolos de prevención, porque cualquiera de esos pacientes, son de alto riesgo a esta bacteria o cualquiera que es considerada dentro de la flora normal.

“Categóricamente no existe ninguna alerta, ahorita están 5 niños que se les detectó la bacteria, pero ellos continúan su tratamiento de base y estos niños, independientemente que hayan salido positivos a esta bacteria, son niños que tienen otros problemas como hepáticos, respiratorios y de su misma inmadurez, todos son prematuros y las madres no tuvieron un estricto control prenatal y tuvieron infecciones en la gestación, pero esto no es impedimento para que los equipos médicos estén trabajando al 100 % para darles el mejor tratamiento”.

Hizo referencia a que los promedios mensuales de niños en terapias intensivas, por ejemplo, en ese nosocomio rondan en 80 niños internados, y hoy están 25, por debajo del promedio y para los próximos meses se estima aumenten, según los datos históricos que tienen, todos están bien tratados y se están reforzando las medidas preventivas.

“En el Hospital Canseco la tasa de mortalidad es de 9.8 por ciento y la media nacional especialmente en la UCIN del Canseco es de 11.2 y la razón por la que tenemos esa tasa de mortalidad, quisiéramos que no se nos muriera ninguno, nuestros doctores en esta unidad neonatologas y pediatras tienen las mejores calificaciones del mejor hospital, también les puedo decir que quisiéramos que no se nos murieran pacientes pero la razón por la cual están internados en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales es porque están graves”.

Indicó que se agregan riesgos importantes, riesgos, primero son prematuros y su sistema respiratorio no está debidamente desarrollado; en segundo lugar, son de bajo peso, pesan entre 1.500 y 1 kilo 800 gramos.

Admitió que desafortunadamente tienen fallecimientos en todos los UCIN del país y del mundo, pero su meta es tratar de llegar a cero de mortalidad.

“Sabemos que eso conlleva un trabajo exhaustivo importante de capacitación de nuestros doctores y enfermeras y es un trabajo constante, no podemos bajar la guardia en ningún momento, porque se nos presentarían este tipo de situaciones”.

Dijo que la Secretaría de Salud, en especial personal médico de este hospital está trabajando fuertemente para que esta situación no se presente con tanta frecuencia.

“Sería una mentira comentar o mentir que estos sucesos ya no se van a volver a repetir, porque las áreas de terapias intensivas son áreas de mucho riesgo donde tenemos mortalidad elevada de nuestros pacientes, como ejemplo las tasas de infecciones en las terapias neonatales en el UCIN a nivel nacional rondan el 4.7 por cien egresos y Tamaulipas maneja una tasa de 2.7 por cien egresos, prácticamente todos los hospitales de Tamaulipas trabajan por debajo de la media nacional”.

Por ello, señalaron que derivado de este lamentable fallecimiento la Secretaría de Salud los ha instruido para realizar acciones de prevención y control tanto en está como otras unidades hospitalarias como son: áreas de pediatría, cuneros, unidades de cuidados intensivos neonatales.

La primera acción a realizar es que reforzar el lavado de manos en todo el personal adscrito a estas áreas y en segundo término fortalecieron el área en el sentido de que tengan todos los insumos necesarios para que su personal de salud cuenta con los mismos; y tercera, llevan a cabo labores exhaustivas que consiste en limpiar concienzudamente todas las superficies de estas unidades de cuidados intensivos, cuneros y pediatría para limpiar lo más cercano posible a la esterilización para estar libres de cualquier agente patógeno.

Deja un comentario


Create Account



Log In Your Account