Author

Date
28 Jun 2019(17:56:21)


Imprimir

Desde hace años que las redes sociales se han vuelto un lugar tóxico que ha causado depresión en sus usuarios, básicamente porque las han utilizado para mostrar un lado de la vida que no es real para los estándares de personas comunes. Ha habido cientos de estudios que han relacionado el uso excesivo de los medios sociales con el deterioro de la salud mental, sin embargo, estas investigaciones han planteado un debate que ha rendido sus frutos, pues hoy cada vez más la salud mental deja de ser un tabú y algo negativo. ¿Es posible que las redes sociales sean ahora un espacio para aumentar nuestra autoconfianza?

Aunque las redes siempre tratarán de mostrar el lado menos terrible de la vida, últimamente se ha observado una mayor apertura en los usuarios de estas redes para hablar abiertamente de sus luchas con la ansiedad, depresión, adicciones, miedos y hasta con las percepciones de su imagen personal.

Desde celebridades hasta influencers, ha habido una proliferación de cuentas y contenido que celebran las imperfecciones, no solo para desafiar los estándares de éxito y belleza que nos venden a diario, sino también para ayudar a aquellos que se sienten renegados por ser diferentes. Se trata de una buena noticia que representa un atisbo de autenticidad entre tanto postureo.

Por años, el ser humano se ha interesado por lo que opinan los demás sobre su vida y logros –por algo existe el estatus– y esto tiene una base psicológica en nuestra necesidad de ser aceptados y, en consecuencia, nuestro miedo al rechazo. Si desde hace siglos el ser humano se ha preocupado por construir una imagen externa que no necesariamente es coherente con nuestra imagen interna, al tener las redes sociales como una herramienta que funciona como un altavoz para gritarle al mundo que estamos bien, el impacto sería increíble.

Pero para los expertos en psicología, atender más nuestro mundo exterior que nuestro mundo interior crea una desconexión con nuestro propio ser que no es nada positivo para nuestro bienestar. Es por ello que urge comenzar a mostrar las costuras y que está perfectamente bien no ser perfecto. Está bien no estar bien.

Nuestras rarezas nos hacen únicos

Aprovechando esta apertura que existe para hablar sobre la salud mental y nuestros defectos, podría existir una verdadera revolución social gracias al internet, al liberarnos –por fin– de tantas estructuras y presión de ser perfectos. Como ya hemos hablado en otras ocasiones sobre la dualidad que presenta el internet, en casos específicos como la privacidad y las buenas acciones, en esta oportunidad no es muy diferente.

Algunas mujeres podrían ser más susceptibles al trastorno de estrés postraumático que otras
Tenemos al internet como un espacio para ser tan abiertos como queramos para hablar de lo no tan glamouroso de la vida o para mostrar una vida casi irreal que desafía los estándares de una persona común que trabaja con sueldo mínimo y que no puede costearse una vida a lo Instagram.

Esta vez estamos ante un momento muy interesante en el que podemos, no solo hablar sobre el lado real de la vida, sino también ser una voz para aquellas personas que se sienten igual, para hacerles saber que no están solas y que hay herramientas para superar estas ansiedades por querer ser cada vez mejor.

Como ya hemos hablado del tema en otras ocasiones en TekCrispy, hablar sobre la ansiedad y la salud mental no es cuestión de moda, sino de mayor apertura para tratarlo abiertamente. No solo en redes sociales, también en la música. Y aunque en la industria pueda haber múltiples actores que busquen sacar provecho monetario de esto con más canciones o proyectos creativos para vender a cuestas de un problema real, es positivo que el tema esté más expuesto para que la gente hable más al respecto.

Hablar al respecto siempre será mejor
Aceptémoslo, mostrarnos vulnerables es uno de los miedos más grandes que tenemos porque nos han enseñado que ser vulnerable es demostrar debilidad y que es negativo, pero no necesariamente es así. Según expertos, aceptarnos tal como somos es la clave para ser más felices, pues ya no estamos buscando esa felicidad en el mundo exterior sino dentro de nosotros mismos. Si el primer paso es hablar sobre ello en nuestras redes sociales o al menos abrirnos más entre nuestro círculo cercano gracias a lo que vimos en redes sociales, mejorará nuestra salud mental y, como resultado, nuestra autoconfianza.

¿Cómo comenzar? Siguiendo aquellas cuentas que nos hacen sentir mejor por sus mensajes sobre salud mental y que no juzguen a los demás por cómo son. Proporcionar un mejor ambiente en redes callando a los trolls o a las personas que se burlan de las diferencias de los demás es una buena manera de iniciarse en esta nueva era positiva de las redes sociales.

Fuente
https://www.tekcrispy.com/2019/06/18/vulnerables-redes-sociales-salud-mental/amp/
Deja un comentario


Create Account



Log In Your Account