Author
Maremágnum Mario Vargas Suárez

Date
3 Ago 2019(18:16:49)


Imprimir

El término ‘educación’ bien puede entenderse como “El proceso de socialización y aprendizaje, encaminado al desarrollo intelectual y ético de una persona.” Aunque dicho sea con verdad, según sea la postura de pensamiento, cada escuela defiende su postura.
Lamentablemente México como nación, ha vivido momentos de crisis educativa, como en el sexenio de Enrique Peña Nieto al imponer situaciones más administrativas que de posturas metodológicas para lograr que los educandos aprendieran más y mejor, sin obviar la campaña de desprestigio al magisterio nacional.
Este sexenio pareciera respetará el trabajo de los maestros, aunque la 4T esté pegando al desarrollo de la ciencia o de los intentos por su desarrollo, pues ya hemos sabido de los limitadísimos presupuestos que se alcanzaron a salvar de la austeridad en educación.
Se lee en algunas publicaciones y en las redes sociales que científicos mexicanos protestan porque el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT) emitió el día 29 de julio pasado un comunicado donde afirma “…no tiene obligación de dar financiamiento al Foro Consultivo de Ciencia y Tecnología…” Comunicado 48/19
Lamentablemente para el titular de este Consejo Nacional, Dra. María Elena Álvarez-Buylla Roces, ese organismo descentralizado del gobierno federal, sí tiene esa obligación legal, según lo establece el Artículo 38 de la Ley de Ciencia y Tecnología vigente.
Desde esta tribuna, comparto el fragmento que dice "El CONACyT otorgará, por conducto del Secretario Técnico de la Mesa Directiva, los apoyos necesarios para garantizar el adecuado funcionamiento del Foro Consultivo Científico y Tecnológico, lo que incluirá los apoyos logísticos y los recursos para la operación permanente, así como los gastos de traslado y estancia necesarios para la celebración de sus reuniones de trabajo."
Pero así la 4T, que pese a los títulos académicos que ostentan algunos funcionarios, simplemente pareciera que al subirse al ladrillo de este sexenio, se están mareando con “su poder”, pues no consideran que el Foro de referencia ha sido un espacio autónomo de la comunidad científica.
Cambiando de escenario, en Tamaulipas una joven profesora del sólido sur, Reyna Campusano, publicó declaraciones fuertes, sobre la Escuela Tamaulipeca de Verano (ETV), antes Escuela Siempre Abierta (ESA).
La referencia docente se centra en dos puntos básicos. Por un lado la participación de los funcionarios de la educación del estado, que pese a la muy buena disposición de los docentes, del trabajo de los educandos y el apoyo de los padres de familia, los aportes prometidos fue mínimo, casi nulo.
En pocas palabras la Secretaría de Educación de Tamaulipas (SET), falla. Mire que la maestra se queja de que los cuadernos de trabajo llegaron a destiempo; exigencias sin razón de ser, como evaluar a los alumnos que por fortuna al final desistieron.
Dice la maestra tampiqueña, “…los maestros trabajamos y nos lucimos con los alumnos, responsabilidad le llaman algunos, pero ni eso valió para que los ‘jefes’ valoraran el esfuerzo”
El otro inconveniente es el pago, compensación, estímulo o como le quiera usted llamar y este verano no fue la excepción, porque nunca los funcionarios de la SET han sido claros en el monto, ni la fecha.
Parece que experiencia de la ETV 2019 para algunos profesores fue un: “Debut y despedida”, porque el pasar del tiempo, de la experiencia, se supone mejoría, pero la realidad es que este año empeoró.
Dice la Maestra Campusano “…No vale la pena participar, no aporta gran cosa al aprovechamiento escolar y no auxilia gran cosa a la economía del docente, que trabaja el verano para obtener un salario extraordinario.”
No sería vana la idea de firmar de un contrato laboral donde se señalaran al detalle las obligaciones de las partes, incluyendo una lista de labores y desde luego el sueldo y fecha de pago.


Deja un comentario


Create Account



Log In Your Account