Author
Entre Nos Carlos David Santamaría Ochoa

Date
14 Ago 2019(18:22:12)




Imprimir

La cifra realmente llama la atención y espanta a muchos, y no porque tengamos una mentalidad obsoleta o arcaica, sino por el hecho de que hay un número muy importante de niñas que experimentan una etapa que debiera vivirse un poco más tarde de su existencia, por aspectos mentales, físicos y sociales.

No nos espanta ver embarazos incipientes: recordamos que nuestras abuelas muchas veces casaban a los 15 o 16 años y en forma inmediata tenían a sus hijos, provocando embarazos a muy temprana edad, y mire, ahí están las viejitas adoradas, completas y sanas.

Hoy en día, los embarazos incipientes, los que se presentan en niñas muy pequeñas implican una serie de riesgos. ¿Por qué? No lo sabemos, porque insistimos, antes no eran tan peligrosos, o al menos no se publicitaban como tan peligrosos.

En Victoria, según cifras de la regidora encargada de la Comisión de Educación Media Superior, Verónica García, hay unas 700 niña -adolescentes- embarazadas, cuyas edades oscilan entre los 12 a 17 años, lo que implica una serie de riesgos físicos que podrían inclusive poner en peligro la vida de las futuras madres.

No nos espanta, insistimos, pero algo estamos haciendo equivocadamente para tener adolescentes en casa con asuntos de embarazo. Algo está encajando mal y no estamos ofreciendo la información adecuada, la formación a las chicas, para que en caso de decidir iniciar una vida sexual temprana, sepan tener las medidas de prevención de un embarazo, que volvemos a decir, implica una serie de peligros.

La funcionaria municipal dic que hay unas 70 u 80 chicas que van por su segundo o tercer embarazo.

Pensamos en lo que dicen algunos especialistas de la conducta humana, en el sentido de que no hay la vivencia de una etapa tan importante en el desarrollo humano como es la adolescencia y parte de la niñez.

Dentro de las medidas, suponen que llevando a cabo talleres de orientación podría conjurarse un poco este gran problema que implica aspectos físicos y que pueden ser determinantes en el desarrollo de las chicas en cuestión.

Qué bueno que alguien en el gobierno piensa n hacer algo, más cuando se trata de instancias municipales, y se puede establecer una dinámica de orientación a las chicas.

Son embargo, no podemos dejar de pensar en la importancia que tienen el que las niñas tengan orientación en la familia. Lejos están los tiempos en que las madres les atendían, porque hoy en día es más importante estar navegando en el “Feis” o con el Whats App que atender a los hijos, tristemente, y no nos dejarán mentir: todas ¡o casi todas las madres tienen sus cuentas y no dejan pasar un momento para actualizar, aunque esto va en detrimento de la atención a los hijos.

No nos olvidemos que lo que no platiquemos con nuestros hijos tendrá repercusiones muy importantes en su existencia y tenemos que conjurar esta serie de problemas que puedan vivir.

Finalmente, somos los padres los responsables de su formación y de que tengan al menos, los valores básicos y fundamentales en su existencia.

Dice la regidora que este problema se presenta más en chicas de clases humildes: diferimos porque lo que sucede es que en otros niveles se oculta la información y se manipula.

Urge atender a los hijos, urge tener el tiempo necesario para ver qué están publicando en Facebook, si hay material peligroso o comprometedor, y para que tengan la orientación necesaria, insistimos, responsabilidad de los padres y no del gobierno.

Qué bueno que nos van a ayudar, pero los padres no podemos dejar de ejercer una importante responsabilidad, por favor.
Deja un comentario


Create Account



Log In Your Account