Author

Date
2 Dic 2019(07:29:50)


Imprimir

Edge significa “borde” y en el contexto de las tecnologías de la información, el Edge Computing es el concepto de llevar parte del procesamiento de aplicaciones hacia el borde de la red; esto significa llevar la información lo más cerca posible del usuario. Típicamente las aplicaciones se ejecutan en nodos centrales alejados al usuario, en un Centro de Datos o una Nube ya sea pública o privada.

Edge Computing utiliza una arquitectura distribuida que presenta un procesamiento descentralizado: los datos son procesados ​​por el propio dispositivo o por una computadora o servidor local, en lugar de transmitirse a un Centro de Datos lejano, esto permite que las aplicaciones puedan responder más rápido, casi instantáneamente a medida que se crean los datos eliminando la latencia (suma de retardos que existe entre un dispositivo que realiza una solicitud y el servidor). Esto es fundamental para tecnologías y aplicaciones como los automóviles autónomos.

Como mencionamos, una de las principales problemáticas que resuelve el Edge Computing es la latencia. La latencia la podemos percibir en los retrasos que tienen lugar dentro de una red o en internet y en términos prácticos, es el tiempo entre una acción del usuario y la respuesta del sitio web o la aplicación a esta acción, por ejemplo, el retraso de cuando un usuario hace clic en un enlace a una página web y cuando el navegador la muestra.

Una de las principales causas de la latencia de la red es la distancia. Si un sitio web está alojado en un Centro de Datos en San Francisco, California, responderá con bastante rapidez a las solicitudes de los usuarios en Norteamérica. Los usuarios en Sudamérica o en otros continentes, por otro lado, enfrentarán retrasos mucho más marcados.

Casos de uso de Edge Computing

Hay muchos sistemas y aplicaciones de internet de las cosas, Big Data e Inteligencia Artificial que se pueden beneficiar de un procesamiento más cercano al usuario. Pensemos en los asistentes de voz que se están volviendo populares: Alexa de Amazon, Google Home o Siri de Apple, nos han mostrado cómo lo que antes era inimaginable ya es una realidad. A continuación listamos 3 casos de uso para ese nuevo modelo de computación distribuida:

Videojuegos en línea

Los juegos multijugador en línea requieren de mucho ancho de banda y son ultra sensibles a la latencia. Al hacer coincidir a los jugadores según la ubicación y colocar los servidores del juego más cerca de ellos, la latencia se verá drásticamente disminuida. Cuanto menor sea la latencia entre una consola de juegos y el servidor que atiende a sus peticiones, menor será el retraso. Incluso podríamos estar presenciando el final de las consolas tal y como las conocemos para dar paso a unas de menor capacidad mucho más asequibles que son simplemente clientes remotos. El mercado de videojuegos en línea es sin duda un negocio multimillonario que se verá beneficiado por esta tecnología.

Ciudades Inteligentes

Las ciudades hoy en día generan y recopilan grandes volúmenes de información con sensores que obtienen datos sobre patrones de tráfico, uso de servicios e infraestructura todos los días. Esta información permite responder a problemas más rápido que antes pero toda esa información debe recopilarse, almacenarse y analizarse antes de que pueda utilizarse.

Las soluciones tradicionales en la Nube no pueden proporcionar los tiempos de respuesta inmediatos para la multitud de dispositivos que operan en los bordes de la red. La arquitectura de Edge Computing hace posible que los dispositivos respondan a las condiciones cambiantes en tiempo casi real. Junto con el creciente número de vehículos autónomos y el internet de las cosas en constante expansión, las ciudades inteligentes tienen el potencial de transformar la forma en que las personas viven y utilizan los servicios.

Vehículos autónomos

Los vehículos autónomos han sido el deseo de muchos fabricantes desde hace tiempo, pero simplemente las tecnologías adyacentes no estaban listas para impulsar su desarrollo. Hoy con el desarrollo de la Inteligencia Artificial, el despliegue de redes 5g y el Edge Computing todo está cambiando. Por ejemplo, la decisión de detenerse ante un obstáculo que debe tomar un vehículo autónomo debe tomarse de inmediato. Confiar en la respuesta de un servidor remoto para manejar esta decisión no es factible.

Los vehículos autónomos podrían interactuar de manera más eficiente al comunicarse primero entre ellos, en lugar de enviar datos sobre condiciones climáticas, tráfico o desvíos a un servidor remoto. Edge Computing es la respuesta a este caso.

Para enfrentar estas demandas se debe repensar en las soluciones y la forma en que tradicionalmente se ha diseñado y desplegado la infraestructura de redes y los Centros de Datos, estos últimos estratégicamente distribuidos y más pequeños son la solución más viable. Estas instalaciones son a menudo llamados Edge Data Centers: "Centros de Datos de Borde".

El fácil despliegue de los Centros de Datos EDGE de KIO Networks permite una rápida implementación ya que solo requieren acometidas de energía y comunicaciones.

METADESCRIPCIÓN:

El concepto de Edge Computing se basa en mover el procesamiento hacia el borde de la red acercandolo al usuario y dejar de usar servidores centralizados.

Fuente:
excelsior.com.mx
Deja un comentario


Create Account



Log In Your Account