Un grupo de científicos de la Universidad de Adelphi y de la Universidad de Ohio ha descubierto que algunos dinosaurios renovaban cada pocos meses sus dientes desgastados por roer huesos, de la misma forma que los tiburones, según un artículo publicado este miércoles en la revista científica PLOS ONE.

Para saber con qué frecuencia podían crecerles nuevos dientes a distintas especies de dinosaurios, los investigadores analizaron las delgadas líneas de crecimiento en dientes fósiles y escanearon las mandíbulas fosilizadas para observar los dientes no erupcionados que estaban escondidos en el hueso.

De este modo, descubrieron que el Majungasaurus, un dinosaurio depredador que vivió en Madagascar hace 70 millones de años, podía reemplazar sus dientes cada 56 días, mientras que los Allosaurus y los Ceratosaurus hacían lo propio cada unos 100 días.

"Más sorpresas"

Los expertos creen que el Majungasaurus renovaba su dentadura tan a menudo por el desgaste de sus dientes, debido a que roía los huesos de sus presas. "Hay indicios particulares de esto en forma de rasguños y gubias que coinciden con el espacio y el tamaño de sus dientes en una serie de huesos", explicó Michael D. D'Emic, coautor del estudio.

Según el portal Iflscience, las ratas o las ardillas roen huesos para obtener ciertos nutrientes y asegurar un crecimiento saludable de su dentadura. Dado que los dientes siguen creciéndoles a lo largo de toda su vida, este hábito —que requiere tener dientes fuertes— hace que no les crezcan torcidos.

"Espero que este último trabajo estimule a más gente a estudiar otras especies. Apuesto a que eso revelará más sorpresas", dijo D'Emic, sugiriendo que una investigación más amplia sobre este campo hará que podamos saber si este fenómeno ocurría en otras especies, así como entender mejor cómo fue la evolución de los dinosaurios.

Fuente:
RT.com

Deja un comentario


Create Account



Log In Your Account