Author
Gastón Monge EnLíneaDIRECTA

Date
16 Feb 2020(16:38:32)


Imprimir

-Huyen de la violencia y el desplazamiento de sus comunidades.

Nuevo Laredo, Tamaulipas.-En el albergue municipal de esta ciudad hay 15 centroamericanos en espera de una cita para solicitar asilo político al gobierno de Estados Unidos por motivos de persecución, violencia y amenazas de muerte en su contra y contra sus familias en aquella región, y de los 60 migrantes que hay en este lugar, el 75 por ciento son mexicanos, casi todos de Estado mexicano de Guerrero.

Se encuentran en la misma situación ciudadanos de Cuba, El Salvador, Nicaragua, Guatemala y Honduras, y aunque no son muchos solo esperan el último llamado para ser citados ante una autoridad del vecino país, y saber si sus solicitudes de visa humanitaria o silo político serán aceptadas, mencionó la administradora del lugar, Olivia del Carmen Gutiérrez Campos.

Estos extranjeros fueron deportados por Estados Unidos hace unas semanas y esperan ser llamado para tener una cita con un juez de inmigración estadounidense, y junto con ellos un grupo de mexicanos originarios del Estado de Guerrero también esperan la tan ansiada cita debido a situaciones de violencia en sus comunidades de origen.

“Ellos dicen que sus casas fueron destruidas por grupos armados y que huyen ante la terrible inseguridad que priva en aquella región de Guerrero, y todos tiene un documento avalado por sus presidentes municipales, que indica las razones de su huida, y que lo que digan ante una autoridad, es verdad”, explicó la administradora.

Pero ahora en este peculiar lugar conviven en un mismo sitio lo mismo migrantes mexicanos que extranjeros de varios países, enfermos mentales, indigentes, mujeres, ancianos abandonados por sus familias, familias completas y niños.

En cuanto a la cita, cada uno es llamado de acuerdo a como organicen la autoridades norteamericanas la lista, por lo que le toca una vez por semana a cada uno de los 7 refugios para migrantes que hay en la ciudad, y en cada uno son llamados 10 migrantes, para dar una suma de 70 a la semana.

“En el caso de los guerrerenses no se había visto antes, pero cada caso es una situación muy fuerte de violencia contra sus familias, muerte, y tragedias, por lo que hay familias de 9, de 7 y de cuatro integrantes que han llegado a los albergues a solicitar apoyo”, señaló.

Se trata de familias que han sido despojadas de sus viviendas y de sus pertenencias, por lo que de acuerdo a los expertos en el tema, en estos mexicanos se justifica la petición de asilo político de vis a humanitaria al gobierno de Estados Unidos.

A estos mexicanos Estados Unidos les está dando el asilo a todos de inmediato, porque están pasando todos los derechos, y porque traen su caso bien elaborado, y están protegidos por sus presidentes municipales, quienes les dan una carta, y son de diferentes lugres de Guerrero en donde familias completas han sido desplazadas por la violencia y por la inseguridad.

En los albergues de la ciudad hay guerrerenses que dejaron a sus familias o parte de ellas en sus lugares de origen, porque se vieron obligados a huir para no ser asesinados, “y estos es muy comprensible y razonable porque les he visto sufrir y he leído algunos de su casos, y es humano que tengan mucho miedo y terror, porque tienen miedo que vengan a buscarlos hasta esta ciudad”, explicó.

Por lo general estos mexicanos llegaron a Nuevo Laredo porque tienen algunos familiares que ya viven en algún lugar de Estados Unidos, quienes responderán por ellos una vez que les den la visa o el asilo, y la posibilidad de que la reciba es muy alta, porque una vez que son citados ingresan de inmediato y les permiten estar en Estados Unidos mientras sus casos son resueltos por un juez.

Sin embargo, ninguno de ellos sale del refugio; todos se quedan dentro por miedo, por lo que sus víveres los encargas a otras personas, y así viven desde hace varias semanas, hasta que sus casos sean analizados y aceptados.

En este lugar curiosamente se forman pequeños grupos de acuerdo a la nacionalidad a la que pertenezcan; así, se ven pequeños grupos de cubanos, otros de centroamericanos y los más recientes, de guerrerense, algo nunca antes visto.

Deja un comentario


Create Account



Log In Your Account