Author
Maremágnum Mario Vargas Suárez

Date
24 Mar 2020(18:19:58)


Imprimir

Otro título para esta columna bien podría ser Infierno en el Depa, cuando el productor de televisión, Rodrigo Fragoso Ortíz, por cuestiones de trabajo viajó a Miami, Florida, en EU, pero un día después de haber retornado a tierras aztecas, presentó síntomas del COVID 19.
Rodrigo acudió al Hospital de la Raza del IMSS en la CDMX y lamentablemente el resultado de la prueba sanitaria dio positivo al coronavirus, por lo que decidió ponerse de inmediato en cuarentena en su propio departamento.
El problema real para el paciente no fue haber dado positivo al COVID 19, sino la actitud de los vecinos pues empezaron los hostigamientos al grado de ir a ‘empapar’ con alcohol y/o cloro, el pasillo y la puerta del departamento de Rodrigo, y más, pusieron un cerco para impedir que amigos o familiares pudieran acercarse al enfermo.
En consecuencia, el agua y los alimentos empezaron a escasearse para el productor de televisión, pero el miedo al contagio hizo que los ‘vigilantes’ impidieran a cualquier persona que quisiera acercarse con o sin motivo a la puerta de Rodrigo, lo que le obligó a realizar la denuncia por redes sociales.
Geraldín González, funcionaria Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación en la CDMX, declaró a reporteros del Grupo Milenio, “…las jergas con cloro que los vecinos, particularmente la administradora del edificio y un familiar de aproximadamente 60 años de edad, mantienen húmedas en la puerta del productor.”
La funcionaria del gobierno de la capital del país, reconoció que este tipo de acoso adquiere la categoría de delito con una sanción que va de uno a tres años de prisión en la CDMX.
Por su parte, las autoridades de salud de la CDMX, realizaron una visita de inspección al condominio donde está el departamento de Fragoso Ortiz donde el inspector, Ángel González de la Agencia de Protección Sanitaria, explicó a los vecinos que la presencia de Fragoso es menor, sobre todo por el aislamiento en el que se encuentra.
La famosa ‘Sana Distancia’ si se practica por los vecinos todo estará bajo control, pues el estar alejado más de metro y medio del paciente, garantiza el no contagio y hacer limpieza sistemática solo con agua y jabón en las zonas donde esté el paciente y en un radio de dos metros, a manera de precaución.
Los inspectores que asistieron al condominio lograron su objetivo, cuando los condóminos aceptaron la cuarentena del productor de televisión, a quien se le solicitó guarde la basura que genere en bolsas de plástico cerradas y etiquetadas.
Bertha Villarreal, vecina de Matamoros, Tam., compartió un escrito del médico y filósofo Ibn Sina (980-1037) a quien se le consideró Padre de la Medicina Moderna, cito: “La imaginación es la mitad de la enfermedad. La tranquilidad es la mitad del remedio… Y la Paciencia es el comienzo de la cura”.
Con el mismo título, Denuncia, me parece cabe el tema sobre la política del yo no fui, sinónimo de la vieja táctica del anonimato, como la novela Fuente Ovejuna, de la extraordinaria pluma de Lope de Vega.
La trama es extraordinaria como para leerla en este encierro sanitario. Solo como referencia le comento que en el juicio sobre el asesinato del Comendador, cuando el juez pregunta “…quién mató al Comendador, todo el pueblo responde: Fuenteovejuna, señor”. El pueblo solicita el perdón real y los Reyes Católicos Fernando e Isabel, absuelven al pueblo, porque es imposible saber la identidad de los culpables.
La cita es válida en el caso de Mexicali, cuando el gobierno federal les orquestó una ‘consulta popular’ para dejar o no la construcción de una cervecera que a pesar de contar con los permisos, federales, estatales y municipales, ‘los votos la rechazaron’ no por una mayoría ciudadana, sino por el 60% solo de los que votaron que no fue ni la tercera parte del padrón electoral.
La explicación que se dará a los inversionistas extranjeros es la misma sobre el asesinato del Comendador. Cuando los que llevan gastados 900 millones de los 1500 que iba a costar la obra y los miles de empleos directos e indirectos que se perderán. A la pregunta: “¿Quién detuvo la obra? La respuesta: Fuente Ovejuna, señor.”

Deja un comentario


Create Account



Log In Your Account